Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

NATURALEZA

La UNESCO declara 17 cuevas rupestres españolas Patrimonio de la Humanidad

Por Adriana EscaladaTiempo de lectura2 min
Cultura09-07-2008

El Comité del Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura(UNESCO), reunido en Québec (Canadá), ha aprobado la candidatura española, formada por 17 cuevas de Cantabria, Asturias y el País Vasco. Todas ellas entrarán a formar parte de la declaración de la Cueva de Altamira, conseguida en 1985.

La propuesta española, que fue seleccionada el pasado 20 de junio en París, fue elegida hace dos años por España para entregarla como ampliación de la declaración como Patrimonio Mundial. La aprobación se ha producido en la ciudad canadiense de Québec, donde se está celebrando la 32ª Conferencia del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Fue en enero de 2007 cuando se presentó la candidatura, formada inicialmente por catorce cuevas, pero en febrero, el consejo que asesora a la UNESCO en materia de patrimonio sugirió a las tres comunidades que incluyeran otros tres yacimientos en su propuesta y al final lo han conseguido las cuevas de Chufín, Hornos de la Peña, El castillo, La Pasiega, Las Monedas, el Pendo, La Garma y Covalanas en Cantabria; las vascas de Santimamiñe (Kortezubi), Ekain (Zestoa) y Altxerri (Aia); y las asturianas de Tito Bustillo, La Peña de Candamo, Llanín y el Pindal. Sin embargo, las cuevas de Santimamiñe, Ekain y Altxerri se encuentran cerradas al público debido a programas de protección y conservación de las pinturas. Pero, por ejemplo en el caso de Santimamiñe desde la pasada primavera se puede realizar una visita virtual. En cuanto a la cueva de Ekain, se están terminando las obras para la apertura al público de la réplica Ekain Berri, construida a escasa distancia de la cueva original. La candidatura de las cuevas fue promovida por los Gobiernos del País Vasco, Cantabria y Asturias como parte de la declaración de Altamira. De esta forma la propuesta tendría más opciones de ser admitida por la UNESCO. Se basaba en el número y la densidad de las cavernas decoradas que pueden encontrarse en esta zona del norte de España, su buen estado de conservación, su rico repertorio iconográfico, Las diferentes técnicas y estilos que reúnen y la antigüedad de unas pinturas. Todo ello convierte a la cornisa cantábrica en uno de los lugares donde tuvo lugar el nacimiento del arte parietal. Estas grutas se suman a los otros tres artes rupestres que ya gozan de esta distinción en España: la Cueva de Altamira, las pinturas prehistóricas del Arco Mediterráneo, y Atapuerca, que cuenta con uno de los mejores conjuntos de arte rupestre de la prehistoria en su Galería del Sílex. Hasta el momento, España contaba con 40 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, 35 de los cuales son de carácter cultural, tres de ámbito natural y dos están considerados como mixtos. El Comité también aprobó la introducción en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO nuevos sitios en Cuba, Malasia, Croacia, Francia, Alemania, Italia, Eslovaquia, Papúa Nueva Guinea y San Marino. Estas dos últimas han entrado por primera vez en la Lista del Patrimonio Mundial.