Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

LIBERTAD DE PRENSA

España gana libertad de prensa y tiene a ETA como “única amenaza”

Por Lurdes Noelia SegoviaTiempo de lectura3 min
Comunicación22-10-2007

España ha ganado ocho puestos en el índice mundial de Libertad de Prensa 2007 realizado por Reporteros sin Fronteras (RSF) y se sitúa en la posición 33, por detrás de Grecia (30), Francia (31) y Taiwán (32). Eritrea ha reemplazado a Corea del Norte en la última posición de la clasificación mientras que Islandia, Noruega y Eslovaquia se sitúan a la cabeza. Además, todos los países miembros de la Unión Europea, con excepción de Bulgaria (51) y Polonia (56), figuran entre los cincuenta primeros.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha manifestado que esta clasificación, en la que Eritrea ocupa el último puesto mundial, no sorprende en absoluto, aunque se desconozcan todas las violaciones a la libertad de prensa cometidas en Corea del Norte y Turkmenistán, que preceden inmediatamente a Eritrea en esta clasificación. España ha ganado esta vez ocho puestos y se sitúa en la posición 33, por detrás de países como Grecia (30), Francia (31) y Taiwán (32). La subida de España se debe, en gran medida, a la degradación de la libertad de prensa en otros países de Europa del Este, África y Asia. Según el secretario general de Reporteros Sin Fronteras, Rafael Jiménez, España ha conseguido escalar ocho posiciones porque "en el año 2007 no se han cometido las mismas actuaciones en contra de los medios como se produjeron en 2006". Ahora, la banda terrorista ETA se erige como "la única amenaza" que queda contra la libertad de prensa en el país. Ninguna región del mundo queda al margen de la censura y la violencia contra los profesionales de los medios de comunicación. Entre los veinte países peor clasificados se encuentran 7 asiáticos (Pakistán, Sri Lanka, Laos, Vietnam, China, Birmania y Corea del Norte), 5 africanos (Etiopía, Guinea Ecuatorial, Libia, Somalia y Eritrea), 4 de Oriente Medio (Siria, Irak, Territorios Palestinos e Irán), 3 del antiguo espacio soviético (Belarús, Uzbekistán y Turkmenistán) y 1 americano (Cuba). En esta clasificación, Reporteros Sin Fronteros ha manifestado su preocupación por la situación en Birmania (164 posición), en la que la feroz represión de la Junta Militar en el poder a las manifestaciones no augura nada bueno para el futuro de las libertades fundamentales en el país. RSF ha lamentado también que China (163) siga estancada en las profundidades de la clasificación. "Cuando falta menos de un año para los Juegos Olimpicos de Pekín, las tantas veces reformas prometidas por las autoridades y las puestas en libertad de periodistas no parecen más que una vana ilusión", ha señalado RSF. Asimismo, los países miembros del G8 han ganado algunas posiciones. Francia (31) por ejemplo, sube seis puestos en relación con el año pasado. Los periodistas se han visto libres de la violencia que les afectó a finales de 2005, con motivo de un conflicto sindical en Córcega y de las manifestaciones en los suburbios. Sin embargo, continúa dándose situaciones preocupantes ante la persistencia de casos de censura, registros en redacciones y falta de garantías en lo que se refiere al secreto de las fuentes. En Estados Unidos (48), las violaciones de la libertad de prensa han sido ligeramente menos numerosas y el blogger Josh Wolf salió en libertad tras permanecer detenido 224 días. En cambio, la detención sin cargos en la base militar de Guantánamo, desde el 13 de junio de 2002, del camarógrafo sudanés de Al-Jazira Sami Al-Haj, y el asesinato de Chauncey Bailey en Oakland, en agosto de 2007, siguen impidiendo que el país acceda al pelotón de cabeza. También Italia (35) ha frenado su descenso, a pesar de que los periodistas continúan bajo la amenaza de grupos mafiosos, que les impiden realizar su trabajo con total seguridad. En Japón (37), un cierto respiro en los ataques de militantes nacionalistas a la prensa permiten que el país gane catorce puestos. Rusia (144) no avanza. El asesinato de Anna Politkovskaya, en octubre de 2006, la impunidad de los asesinos de periodistas y la falta de pluralismo en los medios de comunicación tienen un peso enorme en el balance de la situación de la libertad de Los países del Norte de Europa continúan siendo los que mejor se comportan. A pesar de ello hay que dar un toque de atención a Holanda (12), que ha retrocedido doce puestos como consecuencia de los dos días de arresto de dos periodistas del Telegraaf, que se negaron a revelar sus fuentes a la justicia. Además algunos países no europeos han ingresado entre los primeros. Es el caso de Mauritania (50) -que ha ganado 88 puestos desde 2004-, Uruguay (37) y Nicaragua (47).