Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MEDIOS DE COMUNICACIÓN

Los padres españoles no controlan el uso que hacen sus hijos de Internet

Por Fátima Mazloum MartínTiempo de lectura2 min
Comunicación22-10-2007

Tan sólo el 15 por ciento de los padres españoles controla la forma de navegar de sus hijos por Internet, según datos revelados por la Internacional Communication Association en el I Congreso Internacional “La televisión y la infancia” de la Universidad CEU San Pablo. Asimismo, se alertó del riesgo que existe de intercambiar material sexualmente provocativo y de acceder a contenidos relacionados con el suicidio, anorexia o el consumo de drogas.

“Mientras los adultos ven los programas, los niños los viven”. Esta frase, pronunciada por José Ángel Cortés Lahera, profesor de la Universidad CEU San Pablo durante el I Congreso Internacional “La Televisión y La Infancia”, refleja de forma clara la falta de conocimientos por parte de un niño de diferenciar la realidad de la ficción. Los niños ven la televisión en horarios nocturnos “no infantiles”, reciben escasa vigilancia por parte de sus padres cuando navegan por Internet y no disponen de programación infantil debido a su escasa rentabilidad, según se ha revelado en el Congreso. El 42 por ciento de los padres examina el consumo que hacen sus hijos de la televisión, pero tan sólo el 15 por ciento controla la forma de navegar de los pequeños por Internet, según datos reveladores de Internacional Communication Association. Asimismo, la presidenta de la institución, Sonia Livingstone, ha hecho una llamada de atención al riesgo que esto supone para los más jóvenes de la casa. Livingston alertó de que “es habitual que niños y jóvenes envíen y reciban imágenes sexualmente provocativas, revelen datos sobre su identidad y se encuentren con mensajes relacionados con el suicidio, la anorexia y el consumo de drogas a través de Internet”. Además, los niños y los jóvenes, que se enfrentan a las nuevas tecnologías antes de que haya una regulación o intervención adulta, “se encuentran con excesiva frecuencia con experiencias negativas, que no han sido previstas, para las cuales pueden no estar preparados”, añade. Además, lo ejemplificó con la situación que vive Reino Unido donde el 28 por ciento de los niños había enviado material sexual no solicitado; el 31 por ciento había descargado alguna vez material violento y, por último, el 57 por ciento, más de la mitad de los niños que navegan por Internet, había visto pornografía una vez por semana. "La tarde es el momento en el que los niños ven la televisión". Esta frase debería corregirse como bien dice Santiago Gómez Amigo, director de contenidos de Net Tv y Punto TV, ya que la franja horaria de mayor audiencia infantil se aglutina entre las 21.00 y 22.00 horas. Además, “casi 300.000 niños de entre cuatro y cinco años sintonizan la televisión entre las 23.00 y la 01.00 horas”. La programación infantil es casi inexistente debido a la poca rentabilidad. La preocupación viene cuando la televisión, a día de hoy, es una educadora más de los niños, ya que se pasan horas y horas frente a ella. Entonces es cuando es necesario plantearse qué clase de valores se transmite este medio a los más pequeños.