Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ATLETISMO

París hizo la ‘criba’ en la lucha por el millón de dólares

Por LaSemana.esTiempo de lectura2 min
Deportes06-07-2007

Sólo cuatro atletas aspiran a hacerse con el gran premio de la Liga de Oro una vez disputada la segunda prueba, el Gaz de France de París. Yelena Isinbayeba, Sanya Richards, Michelle Perry y Tero Pitkämäki han sido los únicos capaces de imponerse en las dos citas celebradas. Varios favoritos salieron derrotados por un escaso margen, aunque la mayoría ni siquiera concurrieron a la reunión. En el caso de Asafa Powell, por culpa de una lesión.

El bahameño Derrick Atkins aprovechó la ausencia del plusmarquista mundial de los 100 metros lisos, Asafa Powell, por una contractura muscular sufrida unos días antes en los campeonatos nacionales de su país, Jamaica. El también caribeño Atkins fue el más rápido de los competidores, con un tiempo de 10”00, por delante de los estadounidenses Mark Jelks y Shawn Crawford. En mujeres, la estadounidense Torri Edwards derrotó a su compatriota Me’Lisa Barber por apenas dos centésimas (11”17 por los 11”19 de Barber). Sanya Richards demostró una vez más su dominio de los 400 metros al imponerse con enorme facilidad a todas sus rivales. La estadounidense registró una marca de 49”52, mientras la segunda, la jamaicana Novlene Williams, paró el crono en 50”29. Así, Richards, que ya ganó las seis pruebas de la Golden League la pasada temporada, conserva sus opciones de repetir el éxito. También mantiene las esperanzas Michelle Perry, que venció con solvencia en los 100 vallas (12”56), por delante de la sueca Susanna Kallur (12”68). En los 110 vallas, el cubano Dayron Robles arrebató al estadounidense Anwar Moore sus aspiraciones a lograr el millón de dólares, al conseguir la victoria pese a entrar ambos en el mismo tiempo (13”13). En los 1.500 metros, el triunfo fue para el estadounidense Alan Webb, con un meritorio registro de 3´30”54, aunque el francés Mehdi Baala le pisó los talones. En saltos, la victoria del triple se la llevó el sueco Christian Olsson, con una marca de 17, 56. Mientras, la croata Blanda Vlasic impidió a Yelena Slesarenko mantenerse en la pugna por el bote de la Liga de Oro, al superar el listón en 2,02 metros, en tanto que la rusa se quedó en 2,00. Quien sí opta todavía a ese premio es el finlandés Pitkämäki, que con un lanzamiento de 89,70 metros, barrió a sus rivales y se adjudicó su segunda victoria. Con mayor autoridad si cabe se impuso Yelena Isinbayeba en el salto con pértiga. La rusa superó el listón en 4,91 metros. Con la victoria ya asegurada, pues sus perseguidoras, la también rusa Svetlana Feofanova y la polaca Monika Pirek, se habían quedado en 4,71, Isinbayeba decidió intentar el récord del mundo. Pero, la marca de 5,02 se le resistió en esta ocasión. Pese a ello, la rusa consiguió su segundo triunfo en la Golden League y es una de las cuatro aspirantes a hacerse con el premio final, para lo cual deberá ganar también en las cuatro citas que restan.