Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MEDIO AMBIENTE

Un alto porcentaje de los incendios son el resultado de descuidos humanos

Por Leticia PradoTiempo de lectura1 min
Sociedad06-07-2007

El riesgo de incendios para este verano en España es alto. Cuatro incendios en Cataluña han sido los primeros de la temporada y han hecho saltar las alarmas sobre las medidas de prevención contra el fuego.

Las provincias que más suelen sufrir el terror del fuego en sus bosques son las más permisivas en cuanto a su uso. Asturias, Galicia y Cantabria no poseen una normativa demasiado estricta para la práctica de fuegos en el medio natural. Sin embargo, sufren más del 60 por ciento de los incendios y un 40 por ciento de sus bosques ya está quemado. Cada vez más organismos recuerdan que la mayor parte de los incendios forestales en España, unos 21.000, son producidos por utilizar el fuego en actividades agrarias y recreativas en el medio natural y por descuidos del hombre: tirar colillas mal apagadas, encender hogueras, barbacoas, quemas de matorral... Se teme que la Península llegue a un riego extremo de incendios si se alcanzan temperaturas de más de 35 grados durante más de una semana. Esto convertiría a las provincias de Levante en las más problemáticas por ser una zona muy seca y, así, más susceptible de arder. Las consecuencias de los incendios son, sobre todo, naturales, porque es el suelo el que más sufre al quedar desprotegido y con más posibilidades de pasar por la desertización. Sólo un cinco por ciento de los incendios se producen de manera natural. El resto son responsabilidad del hombre, por eso la principal medida pasa por no hacer hogueras en esta época del año. Los ecologistas denuncian que muchas comunidades en riesgo ni si quiera tienen elaborados planes de actuación de ámbito local de emergencia. Advierten que son necesarios para que no se conviertan en demasiado vulnerables.