Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

FÚTBOL

Barcelona y Sevilla, ¬con la miel en los labios¬

Por Pedro Pablo MerinoTiempo de lectura2 min
Deportes17-06-2007

El Madrid campeón dejó a Barcelona y Sevilla con las ganas. Los catalanes, empatados a puntos con los madrileños, se quedaron sin el título por la diferencia de goles particular con los blancos. Los sevillanos, que tenían remotas opciones de triunfo, cayeron estrepitosamente ante el Villarreal. El devenir de ambos conjuntos ha sido parecido: mientras el Barca estuvo gran parte de la campaña como líder, los sevillanos tampoco dejaron en ningún momento los puestos de arriba.

Barcelona Para el Barcelona la campaña acaba en un rotundo fracaso. En el mes de Agosto, el presidente Joan Laporta afirmaba crecido que su equipo lucharía por conseguir siete títulos. Finalizada la Liga, el Barcelona acaba sin ningún título que celebrar y muchas son las causas de ello. La superioridad del conjunto culé en el primer tramo de temporada fue evidente, pero quizá llegó una relajación en los jugadores, que les hizo perder muchos puntos importantes. La inestabilidad del vestuario ha pasado mucha factura también. Samuel Eto¬o, que nunca se queda lo que lleva dentro, hizo saltar las alarmas del club afirmando que no había unidad en el vestuario culé y que su mejor amigo en la plantilla era el utillero. Esto no sentó bien en el seno del club catalán. Su estrella en ciernes, Ronaldinho de Assís, estuvo desaparecido en el último tramo de liga. Más centrado en sus compromisos personales, el brasileño se ha perdido muchos entrenamientos junto a sus compañeros, cosa que no gustó nada en el vestuario. Con el Madrid en los talones, y los fallos de concentración ante Betis y Espanyol, condenaron a un equipo que deberá empezar de cero la temporada que viene. Sevilla Para el Sevilla, el tercer puesto en la clasificación se puede considerar como un éxito rotundo. Su temporada en líneas generales es para enmarcar. Al título de la Copa de la UEFA se puede añadir dentro de unos días el de la Copa del Rey, por lo tanto, poco se le puede pedir de más al equipo de Juande Ramos. Los sevillanos han estado durante toda la campaña en los puestos de arriba. Siempre a la estela de Madrid y Barcelona, intentando aprovechar sus errores para intentar hacerse ellos con la primera posición, Juande Ramos ha conseguido unir a un bloque de futbolistas muy firme y serio para próximas temporadas, con gente de mucho futuro como Luis Fabiano, Adriano Correia, Jesús Navas, Alexander Kerzakhov o Daniel Alves. La gestión en los despachos por parte de Ramón Rodríguez, Monchi, y José María del Nido es impecable, y el Sevilla, si sigue trabajando de esta firma forma, tendrá muchas más oportunidades de conseguir el título de Liga.