Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MÚSICA

Un MTV Day pasado por agua

Por Eduardo IglesiasTiempo de lectura2 min
Espectáculos15-06-2007

A pesar de ser junio, llovió. A pesar de la lluvia, el público saltó, cantó y bailó las canciones de sus artistas preferidos. Así el MTV Day pudo ser lo que es: una fiesta. Este año las grandes estrellas venían de España, con un final de fiesta con El sueño de Morfeo y Melendi. Antes ya habían actuado los alemanes Tokio Hotel, Nena Daconte, La Quinta Estación, Mikel Erentxun y la inglesa Natasha Bedingfield.

La tarde de Las Ventas comenzó con los menos conocidos Tokio Hotel, aunque contaron con una buena legión de fieles. Los alemanes interpretaron en inglés su repertorio de rock. Sus seguidores más jóvenes se apelotonaron en las primeras filas mientras el grupo caldeaba el ambiente. Les siguió el sonido pop de Nena Daconte, el grupo formado por Mai Meneses y Kim Fanlo. Tocaron de arriba abajo su álbum debut, He perdido los zapatos, y entre ellos su conocido sencillo Idiota. Otros casi recién llegados al panorama musical español, aunque auténticas estrellas en México, son La Quinta Estación. Los catalanes cantaron los temas de El mundo se equivoca y animaron al público, para entonces un poco pasado por agua. Y poco a poco se movieron más con la participación de Mikel Erentxun, una de las dos mitades de Duncan Dhu. El vasco recurrió al repertorio de la banda como un guiño que funcionó plenamente y complementó con otros de su carrera en solitario. Al anochecer llegaron los platos fuertes. El primero fue Natalia Bedingfield, en plena presentación de su disco N.B.. La gran estrella internacional de la noche consiguió lucirse, entre otros gracias a la ausencia de lluvia, y entre otros gracias a temas tan conocidos como Unwritten. Los siguientes fueron El sueño de Morfeo, que ya actuaron para el público de la cadena musical cuando eran unos debutantes, allá por 2005. Ahora, con un segundo disco y convertidos en estrellas del pop español, el grupo de Raquel del Rosario se dieron un baño de multitudes como cabezas de cartel. Este título lo compartieron con Melendi, que sigue consolidándose sorprendentemente dentro de la música en español. Su sonido le convirtió en la estrella de la noche y así lo demostró el público cantando sus temas y demostrándole todo su cariño.