Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

INFORME

Los españoles destinan el sueldo íntegro de 7,1 años a su vivienda

Por Carmen JardónTiempo de lectura2 min
Economía02-06-2007

¡Lo que cuesta pagar una vivienda! La mayoría de los españoles saben lo que es tener que pagar una hipoteca cada mes y hacer frente a las constantes subidas del Euribor. Ahora, un nuevo informe sobre vivienda, en esta ocasión del Consejo Económico y Social (CES) sobre 2006, pone de manifiesto lo que destina cada español de su sueldo a pagar su casa.

Los españoles reservan el salario completo de 7,1 años para costear una vivienda. Esta media supone más del doble que en 1996, cuando era de 3,5 años. Así lo recoge el CES en su memoria de 2006. Esta ratio se obtiene del cociente entre el precio medio de una vivienda y la renta bruta por hogar con los datos facilitados por el Banco de España. En la memoria se expone que este aumento tan significativo en el ritmo de crecimiento pone de manifiesto que la medida de alargar los plazos para contrarrestar el incremento de las cuotas hipotecarias, por la subida de los tipos de interés y el aumento constante de los precios, es insuficiente. El informe del CES también añade que, aunque se ha producido un incremento de los salarios, esta situación ha mermado la capacidad adquisitiva de los hogares españoles. La comunidad autónoma de residencia determina el número de años que un trabajador debería emplear de su sueldo para pagar su vivienda. Por ejemplo, en la comunidad de Madrid o en las Islas Baleares se dedica cerca de un 20 por ciento más del sueldo para pagar la hipoteca que en la comunidad extremeña o en el Principado de Asturias. El informe hace asimismo referencia al impacto que ha tenido la inmigración en la demanda de viviendas, aspecto que también reflejó anteriormente el Informe del banco estadounidense Morgan Stanley. Si bien antes este colectivo prefería la vivienda de alquiler, a medida que aumenta el tiempo de residencia demandan una vivienda en propiedad. Esta realidad se aprecia con mayor intensidad en las grandes ciudades y en las zonas de creación de empleo. El CES informa de que, aunque los precios de la vivienda, tanto nueva como usada, vienen experimentando desde hace dos años un ajuste gradual a la baja, las posibilidades de acceso a un hogar siguen siendo cada vez más difíciles.