Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

TECNOLOGÍA

El 46 por ciento de los programas instalados en ordenadores son ilegales

Por Paula de OriolTiempo de lectura1 min
Comunicación26-02-2007

El 46 por ciento de los programas instalados en los ordenadores españoles son ilegales y, en muchos casos, los usuarios lo desconocen, según Microsoft. Por ello, la empresa ha presentado un plan para disminuir la piratería de software en España, a través de la validación de Windows XP: el plan de protección del cliente de Windows. La nueva versión se distribuirá a través de actualizaciones automáticas de Windows y será opcional.

El porcentaje de piratería de los programas de ordenador en España es 10 puntos más alto que en el resto de Europa, una cifra que Microsoft aspira a modificar. Para ello, una nueva versión de XP se instalará en 7,5 millones de ordenadores que utilicen Windows, a través de las actualizaciones automáticas del sistema, pero su descarga será opcional. La empresa informática es consciente de que en muchos casos el comprador obtiene un programa ilegal pensando que es original, es decir, que es engañado. Se calcula que hay cerca de 100.000 versiones falsas que se han comprado sin saber su estado de piratería. En estos casos, si el usuario se da cuenta de ello, Microsoft les dará una copia gratuita del sistema operativo si presentan una factura de compra y los discos que contienen la falsificación. La empresa informará a los usuarios y les enseñará a identificar los programas originales y los pirateados. Esta iniciativa, en la que la compañía invertirá cerca de 500.000 euros en los próximos cinco meses, cubre muchas áreas de la sociedad. Entre ellas, Microsoft pretende poner en marcha un sitio web para concienciar al usuario sobre la importancia de la propiedad intelectual, la innovación y la creatividad. También quiere hacer comprender las ventajas de un programa original frente a uno falso. La compañía planea acordar con algunas Comunidades Autónomas para que en las actividades académicas los niños sean informados sobre la propiedad intelectual.