Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MERCADOS

Metrovacesa, la mayor inmobiliaria española, se divide en dos

Por Carmen JardónTiempo de lectura2 min
Economía24-02-2007

Contracorriente: en una sociedad que tiende a las grandes concentraciones empresariales, Metrovacesa ha decidido dividirse en dos. La mayor inmobiliaria española ha tomado esta decisión teniendo en cuenta los horizontes estratégicos de la empresa. El presidente de Metrovacesa, Joaquín Rivero, y su socio Bautista Soler se quedarán con Gecina (filial francesa de la inmobiliaria), mientras que la familia Sanahuja se repartirá el grueso del negocio español.

Román Sanahuja se quedará con el negocio en España y activos en Francia por un valor de 1.800 euros. Rivero y Soler conservan la mayoría de Gecina (de la que Metrovacesa controla el 68,5 por ciento) junto con activos españoles por 437 millones de euros. Con esta división, los socios cierran un año lleno de disputas por el control de la mayor inmobiliaria española y evitan un largo proceso judicial, abandonando así el sueño de convertirse en la primera empresa europea del sector. Las diferencias comenzaron con el proceso de OPAs vivido por la compañía. Rivero y su socio Soler consiguieron marginar a Sanahuja en la gestión de Metrovacesa y éste se vio obligado a abandonar la Comisión Ejecutiva (órgano del que depende la gestión diaria de la compañía) para ser sustituido por Victoria Soler, hija del socio de Rivero. La división se ha dejado sentir en el Ibex 35, y Metrovacesa encabezó la lista de pérdidas de la semana con descensos del 5,05 por ciento. Tampoco ha sido una semana de buenos resultados para la bolsa española, que cayó un 0,16 por ciento, lastrada por los resultados del sector bancario e Iberdrola y presionada a la baja por la caída de la confianza empresarial alemana, la apertura en rojo de Wall Street y la subida del precio del petróleo. El Ibex 35 se situó en los 14.767, 10 puntos, lo que supone dos semanas consecutivas en negativo, tras el anterior periodo de siete semanas en positivo. Los peores resultados fueron para Gamesa, que cedió un 2,17 por ciento, e Iberia con un retroceso del 2,06 por ciento. También destacaron las evoluciones, algo más favorables, del Santander, con un descenso del 0,41 por ciento, seguido del BBVA, con una caída del 0,26 por ciento, e Iberdrola, que perdió el 0,63 por ciento. Entre las grandes compañías con mejores resultados sobresalen Endesa, con una subida del 0,18 por ciento, y Repsol, con un incremento del 0,52 por ciento.