Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

TELEVISIÓN

Los trabajadores de Telemadrid, en huelga por manipulación informativa

Por Paula de OriolTiempo de lectura1 min
Comunicación04-12-2006

La Unión General de Trabajadores (UGT), Comisiones Obreras (CC.OO) y la Confederación General del Trabajo (CGT) convocan una huelga de 24 horas para el día 5 de diciembre en la emisora pública de Madrid. Su objetivo es frenar la manipulación informativa que lleva ejerciendo el equipo directivo del canal desde que Manuel Soriano está al mando.

“Cada vez que sintonizas Telemadrid, podrás comprobar la manipulación sobre la información que se da en nuestra cadena y que diariamente padecemos los trabajadores.” Esta es la primera frase que aparece en la página web Salvemos Telemadrid, un proyecto organizado por los trabajadores de Telemadrid a causa de su insatisfacción en el trabajo. Pretenden recaudar firmas del público para utilizarlas en contra de la manipulación informativa. Además, han convocado una huelga general el 5 de diciembre, con la intención de conseguir que la televisión de los madrileños “vuelva a ser una emisora pública, de calidad, objetiva, veraz y rigurosa”. Según dicen los creadores de la web, muchos empleados han tenido que dejar la emisora, otros han sido transferidos a áreas no informativas y algunos están en el proceso de cambiar también su trabajo. “La manipulación informativa que sufrimos es ya insoportable”. Desde el 2003, los programas no superan el 10 por ciento del share y cada vez hay menos audiencias. Aseguran que desde que llego Manuel Soriano la audiencia ha bajado más de cuatro puntos. La ineficacia de la gestión de canal también esta produciendo quejas. En numerosas ocasiones los trabajadores han recurrido al gobierno madrileño en busca de ayuda, pero al ver que no son atendidos, han tomado ya su propia iniciativa. Los trabajadores esperan que con la huelga del día 5 se vuelvan a valorar los principios de la veracidad, la pluralidad y la individualidad en una televisión que pertenece a todos los madrileños.