Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

PERIODISMO

Los periodistas rechazan el intrusismo y la mala imagen de su profesión

Por Paula de OriolTiempo de lectura2 min
Comunicación04-12-2006

Una encuesta editada por la Asociación de Prensa de Madrid (APM) llega a la conclusión de que la mayor inquietud de los periodistas es, hoy en día, la precariedad laboral, la mala imagen de su profesión y el intrusismo laboral. Estos resultados forman parte del Informe Anual de la Profesión Periodística 2006, que tuvo lugar el viernes uno de diciembre en el Salón de Actos de la Asociación.

Es el tercer informe que edita la asociación y para obtener los resultados encuestaron por teléfono a 1.000 profesionales de toda España. El presidente de la Asociación, Fernando González Urbaneja, describió el informe como un “cabal que huye de hipótesis no fundamentales” cuyo mayor valor al ser el tercer informe del año es que “permite sacar conclusiones”. El proyecto estudió el porcentaje de periodistas que están satisfechos con su trabajo. El resultado es más positivo que el año pasado, ya que tan sólo un 29,4 por ciento de los entrevistados cambiaría su profesión, frente al 36,9 por ciento que lo hubiese cambiado en la encuesta que se realizó el año pasado. Lo que induce a aspirar a un cambio de empleo no ha variado con respecto a los años anteriores: las ambiciones de promoción profesional (13,7 por ciento), el deseo de aumentar su sueldo (6,5 por ciento), y la necesidad de ganar en calidad de vida (6,4 por ciento). En cuanto a la razones del desagrado se encuentran en primer lugar la precariedad laboral (67,7 por ciento de los periodistas entrevistados mencionaron esta causa). En segundo lugar, el intrusismo, cuyo incremento preocupa al 45, 8 por ciento de los participantes y la tercera gran preocupación es la imagen de su profesión (un 53, 9 por ciento tiene una imagen regular de ésta y un 22,9 por ciento tiene una imagen mala). Esto se debe a las “malas prácticas” de “programas basura”, como dijo Urbaneja. El presidente de APM señaló que la justicia debe solucionar los conflictos que se produzcan entre “el deber de la decencia y las buenas maneras” y la libertad de expresión. Con esto se refería al mal comportamiento de este tipo de televisión. El hecho de que un 5,4 por ciento de los periodistas deseen cambiar de empleo por razones de prestigio e imagen sorprendió a los presentes en la asamblea del viernes. También surgieron quejas con respecto a la baja remuneración (lo mencionaron 42,4 por ciento de los encuestados) y la delegación de demasiados cargos a becarios y estudiantes en formación (27,3 por ciento se preocupan por eso). El paro, a pesar de que actualmente hay 2916 periodistas sin empleo, es de los temas a los que los profesionales le dan menos importancia. En el discurso sobre la situación laboral de la mujer en los medios se afirmó que se les paga un salario medio que es un 26 por ciento menor que el de los hombres y que solamente un 24 por ciento ocupa lugares directivos. Actualmente hay un 65 por ciento de licenciadas. Pero a pesar del descontento que hoy en día recorre la activa profesión periodística, el número de periodistas ha aumentado un 22,3 por ciento con respecto al año pasado. Los medios en los que trabajan más profesionales siguen siendo la prensa (31 por ciento) y la televisión (23,3 por ciento).