Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

EMPRESAS

La CNE autoriza a ACS aumentar su participación en Iberdrola

Por Elena De Román MartínTiempo de lectura2 min
Economía03-12-2006

La Comisión Nacional de Energía (CNE) ha dado su aprobación y ha autorizado a ACS, la constructora de Florentino Pérez, a elevar su participación en Iberdrola hasta un 24,9 por ciento. Los nueve miembros del consejo de la Comisión han entendido que esta operación no representa ningún problema a la seguridad y la calidad del suministro.

La CNE ha fijado cuatro condiciones a ACS para elevar su participación. Éstas van desde informar al regulador cada trimestre y siempre que se produzca una adquisición de capital significativa, a mantener las previsiones designadas por Iberdrola. La CNE también ha decretado que, según la evolución de una eventual adquisición adicional de acciones que suponga una compra significativa, ACS deberá pasar por un nuevo examen del órgano regulador. Además, revisará las condiciones si la empresa de Florentino Pérez fomentara una integración con Unión Fenosa, de la que ya posee un 40,7 por ciento. La CNE considera que estas dos compañías, por el momento, no forman ningún grupo. En el supuesto de que finalmente ACS y Unión Fenosa se fusionen y la constructora tenga potestad sobre las actividades de la nueva eléctrica, la CNE comprobará de nuevo las condiciones con el fin de proteger las actividades reguladas de esta compañía. La CNE no ha estudiado aún el expediente por el que ACS solicita levantar el límite del tres por ciento de derecho de voto en Iberdrola. La petición de ACS para levantar el límite del tres por ciento se fundamenta en que la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de 2001 limita los derechos correspondientes a una sociedad que disponga de participaciones superiores al tres por ciento en dos empresas significativas del mismo sector. La CNE tiene capacidad para modificar esta medida, que prevé que el regulador podrá autorizar el ejercicio de los derechos de voto correspondientes más allá de este límite, “siempre que ello no favorezca el intercambio de información estratégica entre operadores ni implique riesgo de coordinación de sus comportamientos estratégicos”. Este expediente se resolverá, posiblemente, a finales de enero. Desembarco en el Reino Unido Mientras, Iberdrola ha llegado a un acuerdo con el grupo escocés Scottish Power para lanzar una oferta de 11.600 millones de libras o, lo que es lo mismo, 17.141 millones de euros. La empresa española se situaría así como la tercera eléctrica europea, por detrás de la alemana E.ON y la francesa EdF, puesto que elevaría su tamaño en un 60 por ciento. 20 días de negociaciones han sido necesarios para que las dos eléctricas sellen definitivamente la fusión. Iberdrola pagará la mitad de este importe en metálico y la otra mitad en acciones. En concreto, abonará 400 peniques en efectivo (11,59 euros) y 0,1646 nuevas acciones de Iberdrola por cada título de Scottish. Por lo tanto, la compañía española entregará el 52,3 por ciento del precio en metálico y el 47,7 por ciento en acciones. Además, los accionistas del grupo escocés recibirán un dividendo extraordinario de 12 peniques por participación (0,177 euros). La integración de las dos empresas dará lugar a un grupo valorado en 64.000 millones de euros. El plazo previsto para ultimar la fusión es de cinco meses.