Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

PROCESO DE PAZ

La detención de varios etarras endurece la postura del Ejecutivo

Fotografía María Teresa Fernández de la Vega es la

María Teresa Fernández de la Vega es la 'imagen dura' del Gobierno contra ETA

Por Antonio PérezTiempo de lectura3 min
España03-12-2006

Golpe en la mesa. La oposición, las encuestas y la Opinión Pública consideraba que el robo de armas en Francia y el significativo aumento de la kale borroka cuestionaba el futuro del proceso. La respuesta del Gobierno no se ha hecho esperar.

“Siempre hemos mantenido la alerta y seguiremos sin bajar la guardia ni un minuto hasta que no tengamos la total certidumbre de que la violencia ha cesado para siempre”. La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha defendido la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que han trabajado conjuntamente con la Policía francesa en los últimos días para capturar a diversos miembros de la banda terrorista ETA. En estas operaciones que han tenido lugar en la pasada semana, se ha detenido a Eneko Bilbao Aresti, acusado de participar en el atentado contra el dirigente de Juventudes Socialistas Eduardo Madina, Borja Gutiérrez Elorduy, juzgado por terrorismo callejero y supuesto responsable de diversos robos de vehículos y Zorion Salsamendi Abad, que consiguió huir de una operación policial contra el aparato logístico de la banda terrorista en el año 2004. Los tres detenidos, que podrían haber colaborado con ETA mediante la facilitación de material explosivo, habían alquilado una vivienda en La Basserette, al sur de Francia, para pasar unos días. Tan sólo tres días antes de estas detenciones tuvo lugar también en el sur del país galo, en Quezac, la captura del considerado como jefe del aparato logístico de ETA, Zigor Garro, su compañera sentimental Marina Bernadó, acusada de colaborar con el comando Barcelona y Ekain Mendizábal, que está considerado como la mano derecha de Garro. Este comando podría haber dirigido el robo de 350 pistolas hace unas semanas en la localidad francesa de Vauvert, una de las muestras de la banda por hacer notar su capacidad en pleno proceso de negociación. Las actuaciones policiales se han llevado a cabo en un momento crítico del denominado “proceso de paz” o de normalización en el País Vasco, después del aumento de la kale borroka (que ha seguido incrementándose tras las detenciones de activistas etarras) y, especialmente, tras el robo del armamento Francia por parte de la banda terrorista. Los nuevos acontecimientos y las pruebas de fuerza de ETA provocaron un desgaste del Gobierno que se hizo notar de manera especial en los últimos barómetros publicados en distintos medios de comunicación. Además de los principales periódicos del país y de los estudios del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), también la revista “Temas”, del dirigente socialista Alfonso Guerra, se hizo eco de que el Partido Popular iba recortando distancias en intención de voto con respecto al Partido Socialista. El toque de atención, junto con una nueva manifestación multitudinaria en Madrid convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo y que contó con la presencia de la plana mayor del PP, hizo saltar las alarmas en Ferraz. Además de la detención de los etarras por parte del Ejecutivo francés, que sería el reflejo de las consecuencias que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció cuando tuvo conocimiento del robo de armamento en el país vecino, también en Ferraz han puesto en marcha la maquinaria para cambiar los números de las encuestas. Otegi cree que en la tregua del 98 Aznar “no hizo nada” En este sentido, el PSOE ha editado un vídeo en el que recuerda, con cortes de ruedas de prensa y recogiendo entrevistas y noticias de los principales medios de comunicación, cómo el PP, y especialmente el expresidente José María Aznar, gestionó la anterior tregua de ETA. De esta manera, y también empleando para ello recursos audiovisuales, los socialistas responden a los vídeos editados por la FAES (“Tras la masacre”, con respecto al 11-M y la última y polémica cinta sobre la política de seguridad del Ejecutivo) y subrayan la actitud de compromiso y lealtad con el PP tanto de la oposición democrática como de los medios de comunicación. Por su parte, el dirigente de Batasuna Arnaldo Otegi, al tener conocimiento del video, pidió al Gobierno socialista un paso adelante en el terreno de las concesiones y que vaya más allá que el anterior Ejecutivo en 1998 que, a su juicio, “no hizo nada”.