Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MEDIO AMBIENTE

La cumbre de Marraquech ratifica el Protocolo de Kioto

Por Carmen Rosa FernándezTiempo de lectura1 min
Sociedad11-11-2001

La conferencia del clima de Marraquech ha resultado un éxito pleno en el que la Unión Europea, los países en desarrollo, Japón, Rusia, Canadá y Australia han llegado a un acuerdo que detalla y ratifica el Protocolo de Kioto, firmado hace cuatro años. Se abren así las puertas para la aplicación definitiva, dentro de un año, de medidas para la lucha contra el calentamiento del planeta.

La VII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático ha significado el mayor avance sobre el problema medioambiental desde el famoso protocolo, pero el consenso no ha sido fácil. Los intereses en juego son muchos, cada país ha intentado en lo posible inclinar el resultado a su favor y han hecho falta casi 24 horas para que las naciones se pusieran de acuerdo y la sensatez y responsabilidad para con el planeta venciera a las conveniencias individuales. Las negociaciones, que se prolongaron durante toda la noche del viernes al sábado, comenzaron con dos puntos clave a resolver. El primero de ellos fue el referente a que los países acepten el régimen de cumplimiento del protocolo para poder utilizar los llamados mecanismos de flexibilidad, como la compraventa de emisiones, para cuadrar las cuentas de su contaminación. El segundo, la insatisfacción de Rusia por la escasa cantidad de dióxido de carbono que se le había adjudicado en una lista que establece los topes máximos que cada país puede descontarse de sus bosques por el efecto de fijación de ese gas de efecto invernadero. El primer obstáculo se superó con la modificación del texto inicial que dejó satisfecho al máximo oponente, Japón. Cuando el delegado ruso ratificó el apoyo de su país tras ver aumentados sus millones de toneladas de dióxido de carbono de 17 a 33, la satisfacción general se hizo patente entre todos los asistentes que demostraron la eficacia de las negociaciones multilaterales, especialmente después de los atentados del 11 de septiembre