Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

LIBERTAD DURADERA

Alemania, Italia y Holanda envían tropas a la zona de conflicto

Fotografía Un carro de combate aliado avanza en tierras de Afganistán

Un carro de combate aliado avanza en tierras de Afganistán

Por David HurtadoTiempo de lectura1 min
Internacional10-11-2001

Tres de los aliados europeos en la operación Libertad duradera se decidieron durante la pasada semana a dar un paso al frente en el conflicto contra Afganistán. Alemania, en una decisión histórica, Italia y Holanda han respondido a las peticiones estadounidenses y van a enviar sus tropas para apoyar en la guerra contra el terrorismo.

Alemania colabora a la causa con 3.900 soldados en una decisión histórica, ya que se trata de la mayor operación militar alemana desde 1945, aún en la Segunda Guerra Mundial. Este Ejército aportará además sus carros de combate Fuchs, especializados en la detección de armas bacteriológicas, químicas y nucleares y una gran parte de sus tropas será destinada a Uzbekistán. Esta decisión, que tendrá que ser corroborada por el Parlamento, ha venido cargada de cierta controversia, ya que el partido ecologista no se mostró del todo de acuerdo. Ante esto, el ministro de Asuntos Exteriores y líder de Los Verdes, Joschka Fischer, ha amenazado con dimitir si su partido no da el consentimiento a la operación. En cualquier caso, la resolución del Parlamento será positiva para el envío de las tropas, ya que tanto el partido en el Gobierno (SPD) como los dos principales opositores (entre ellos la CDU) están de acuerdo con la misión. Italia va a enviar 2.800 soldados, todos ellos profesionales, según puntualizó el ministro de Defensa italiano, Antonio Martino. Las tropas italianas desempeñarán todo tipo de operaciones, incluso de ataque, y llevarán a las inmediaciones de Afganistán una decena de aeronaves y el portaaviones Garibaldi. También Holanda decidió, el pasado viernes, la aportación de parte de sus Fuerzas Armadas a la operación Libertad duradera. El primer ministro, Wim Kok, anunció que su país va a colaborar con entre 1.200 y 1.300 soldados. Además, aportará importante material armamentístico y logístico con el envío de seis aviones F-16, tres fragatas, un submarino y un avión de transporte. A falta de concretar el destino definitivo y las tareas que desempeñará el Ejército holandés, Kok ha asegurado que los soldados no llevarán a cabo "operaciones bélicas".