Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

RALLIES

Loëb amplía su ‘leyenda’ sin necesidad de competir

Por Jesús RosellTiempo de lectura4 min
Deportes29-10-2006

Sébatien Loëb se proclamó campeón del Mundo por tercera ocasión consecutiva. Pese a no correr en las últimas dos pruebas por su lesión de brazo en un accidente de bicicleta, Loëb se vio favorecido por la quinta posición de su gran rival Marcus Grönholm. El finlandés debía acabar en el podio para seguir recortando puntos al convaleciente Loëb, pero un vuelco se lo impidió. Mikko Hirvonen se hizo con la victoria en el rally de Australia.

La espera fue tensa para el campeón francés. Tras el accidente sufrido, su participación en las pruebas restantes del campeonato estaba en el aire. Tan sólo podría llegar a las dos últimas, y no en las mejores condiciones. Su regreso forzado dependía de los resultados que obtuviera su rival en la lucha por el título, Grönholm, que estaba a 35 puntos con 40 por disputarse. En Turquía, el finlandés arrasó y dio la sensación de que Loëb tendría que acudir a la última prueba tras la victoria sobrada de su oponente. Algo similar pintaba en Australia, pero no fue así. Y no lo fue porque ya en la primera etapa se esfumaron la mayor parte de las esperanzas de Grönholm. El piloto de Ford sufrió un vuelco al principio de la prueba, que truncó sus posibilidades. A partir de entonces, el finlandés fue a remolque. Se embarcó en una pugna sin cuartel por avanzar posiciones. Marcaba scratchs, pero su coche no rendía como en otras ocasiones y las prisas le jugaban malas pasadas. Además, la diferencia con los hombres del podio era enorme. Mejor le iba a Mikko Hirvonen. El compatriota de Grönholm se situó desde el primer momento en la primera plaza de la clasificación y no dejó que su más cercano perseguidor, Petter Solberg, amenazara su primer puesto. Con todo, los 26 segundos de ventaja al final de la primera jornada parecían asequibles para Solberg. La tercera plaza era para un gran Xevi Pons, que evidenciaba su constante progresión en cada prueba. Muy cerca de él estaba el austriaco Manfred Stohl. Al otro español, Dani Sordo, volvió a darle la espalda la fortuna, pues tuvo que abandonar por problemas en la caja de cambios. En la segunda etapa, apenas varió la clasificación. El líder, Hirvonen, defendía su posición con uñas y dientes. Incluso aumentaba su ventaja a 32 segundos sobre Solberg, pese a que éste seguía rodando a muy buen ritmo. Hirvonen no quería que se le escapara su primera victoria en un rally, y por ello se dejaba la piel para superar a su rival en cada tramo. Xevi Pons no pudo aguantar las acometidas de Manfred Stohl y descendió hasta la cuarta posición, aunque con opciones de recuperar su plaza en el podio. El español estaba cada vez más seguro sobre su Citroën. Dani Sordo, que pudo tomar la salida con 35 minutos de penalización -cinco por cada uno de los siete tramos que no pudo disputar- tras arreglar su equipo los problemas en la caja de cambios. De esta forma, su participación era casi testimonial, aunque le sirvió para seguir cogiendo experiencia para la próxima temporada. La última etapa finalizó con la victoria de Hirvonen, finalmente con un margen pequeño: 37 segundos. Solberg vio imposible alcanzar a su rival y cedió. Xevi Pons, pese a su esfuerzo, no pudo ascender hasta la tercera plaza, ocupada finalmente por Stohl. Grönholm realizó una espectacular remontada, pero no pudo pasar del quinto puesto –sobrepasó únicamente a todos los pilotos del campeonato de producción-, lo que convirtió en campeón a Loëb. De esta forma, el francés ya puede evitar su participación en Nueva Zelanda para recuperarse plenamente de su lesión en el brazo. Dani Sordo acabó en una desastrosa vigésimo cuarta posición, con la que puso fin a la pesadilla en la que se convirtió, para él, la prueba australiana. La siguiente carrera será en Nueva Zelanda, aunque ya con el campeonato decidido, pero con el resto de puestos por dilucidar. Campeonato de producción El finlandés Jari-Matti Latvala se hizo con el triunfo en Australia, tras una dura pugna con el italiano Mirco Baldacci, finalmente segundo, y el británico Dean Herridge. Éste último, que finalizó en la tercera posición del podio, animó la carrera desde la primera jornada con una conducción valiente. Ello le brindó el liderato, pero en la segunda jornada sucumbió ante el ímpetu de Latvala, que remontó desde la quinta posición. El tercer día, el protagonista fue Baldacci, que inquietó al líder, pero no lo suficiente como para arrebatarle el triunfo.

Mundial pilotosPts.EquiposPts.Cto. producciónPts.
1.Sébastien Loëb102Ford 167Nasser Al Attiyah38
2.Marcus Grönholm91 Citroën 151Fumio Nutahara31
3.Mikko Hirvonen57Subaru94Mirco Baldacci 27