Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

INAUGURACIÓN

El Instituto Cervantes tiene nueva Sede Central

Por Fernando BoillosTiempo de lectura2 min
Cultura15-10-2006

Siete plantas, dos sótanos y un ático conforman el nuevo edificio denominado de "Las Cariátides". Después de 15 años de existencia por fin tiene una Sede Central. Este nuevo edificio tendrá más de 18.000 metros cuadrados. Los encargados de su inauguración fueron parte de la familia real.

Los Reyes inauguraron la nueva sede del Instituto Cervantes acompañados de su hija primogénita, en un histórico edificio en el corazón de Madrid, en plena calle de Alcalá y muy próximo a la plaza de Cibeles. Desde hace más de quince años las diversas dependencias han permanecido desperdigadas por toda la capital. El edificio mantiene intacto su antiguo pasado como sede principal de una entidad financiera. Y en su cámara acorazada, el director del Cervantes César Antonio de Molina, tiene planeado crear un depósito de manuscritos de poetas y novelistas españoles. Nuestro Rey reiteró el compromiso de la Corona con la institución. El presidente del Gobierno también se ha pronunciado. Para Zapatero esta nueva sede es un logro de todos y un sueño hecho realidad. "El Cervantes, 15 años después de su fundación, es uno de los institutos culturales más importantes del mundo" y ha crecido "en la medida en que aumentaba el número y el protagonismo de quienes hablan en nuestra lengua". Tanto es así que los datos hablan por si solos. En el curso académico 2005-2006 se han registrado, según informó el director del Cervantes, 116.651 matrículas para aprender español, un 12 por ciento más que en el anterior, y se han celebrado casi cinco mil actos culturales en sus sedes de todo el mundo. A día de hoy, el Instituto Cervantes tiene abiertas sedes en 60 ciudades de 38 países, a las que se unirán en 2007 otras cuatro en Brasil (en las ciudades de: Salvador de Bahía, Brasilia, Curitiba y Porto Alegre), Shangai, Tokio y Nueva Delhi. Además, el director dejó claro que este edificio no será "un centro cultural más de Madrid". Será la sede de una institución que se dedica a defender "nuestro patrimonio cultural y lingüístico, colaborando con todas las lenguas y culturas del mundo. Y es que no estamos en pelea lingüística contra nadie", dijo Molina tras comentar el avance imparable del español, que, según recientes estudios, en 2050 podría superar al inglés.