Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

CINE

Doble Concha de Oro

Por Vicente Sánchez MTiempo de lectura2 min
Espectáculos30-09-2006

Las películas Half Moon del kurdo Bahman Ghobadi y Mon fils a moi del francés Martial Fougeron han ganado ex aequo la Concha de Oro del 54 Festival Internacional de Cine de San Sebastián. El jurado consideró que las dos cintas debían ser las ganadoras. Tom DiCillo recibió el premio al Mejor Director por la cinta Delirious, y Carlos Sorín recibió el Gran Premio del Jurado por El camino de San Diego. Respecto a las categorías de interpretación, Juan Diego, por Vete de mí, ganó la Plata al mejor actor y en la categoría femenina la francesa Nathalie fue la vencedora por su trabajo en Mon fils a moi.

Half Moon cuenta la historia de un viejo músico perseguido por Sadam Hussein, que tras la caída del dictador emprenderá tras treinta años de prohibición un viaje al Kurdistan para dar un concierto. Bahman Ghobadi ya había ganado la Concha de Oro hace dos años por Las tortugas también vuelan, en la que también se trataba el tema de los emigrantes kurdos y sus problemas sociales. La película está llena de humor y simbolismo. Trata de reflejar el clima positivo que respira el pueblo kurdo tras la caída de Sadam Hussein. La otra ganadora fue Mon fils a moi del francés Bahman Ghobadi. Narra la decadente historia de una pareja y su hijo. Ante la pasividad del padre, la madre humillará de todas las formas posibles a su hijo. La película fue recibida entre aplausos y abucheos al saberse que era una de las ganadoras. Excesivo premio a una película demasiado maniquea. Todo lo contrario fue para Carlos Sorín, que recibió una impresionante ovación al saberse que el Gran Premio del Jurado recaía sobre su película, El camino de San Diego. La historia de un joven que, tras enterarse que Maradona está en un hospital, emprende un largo viaje para poder estar con él. Esta cinta se encuadra dentro de su trilogía sobre la soledad, en la que se incluyen Bombón el perro e Historias mínimas. Precisamente por esta última recibió hace cuatro años también el Gran Premio del Jurado. Una de las sorpresas de la gala fue el premio al Mejor Director a Tom DiCillo por Delirious. Interpretada por Steve Buscemi, la cinta es una ácida comedia sorbe el mundo de los paparazzi y sus relaciones con los famosos. Tom DiCillo recibió además el galardón al Mejor Guión. Una de las películas que más había gustado fue Vete de mí de Victor García León. Cuenta la conflictiva relación entre un padre y un hijo que no pueden entenderse. La cinta oscila entre el drama y la comedia, y le ha valido el premio al Mejor Actor a Juan Diego, que ha sorprendido a la crítica por su vis comica en esta cinta. De esta forma se cierra el palmarés de un festival que este año apostó por el cine más social. Mikel Olaciregui, director del festival, respondiendo a las críticas por la falta de famosos, recordó que "siempre nos quedará París. Paris Hilton, y por mucho que se insista, jamás será invitada a este festival. No queremos ese glamour, buscamos cine de calidad".