Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MERCADOS

La bolsa cierra al alza pese al incremento del precio del dinero

Por Ignacio González MarcosTiempo de lectura1 min
Economía11-06-2006

A pesar de la nueva subida de los tipos de interés, anunciada a mediados de la semana pasada por el Banco Central Europeo (BCE), el Ibex 35 logró cerrar en la sesión del viernes con ganancias. 145,6 puntos subió el selectivo español, un 1,33 por ciento, hasta situarse en los 11.098,2 enteros. Durante toda la mañana, la cifra estuvo fluctuando entre los 11.037 y los 11.121 puntos, siempre por encima de la barrera psicológica de los 11.000.

El Ibex 35 comenzó la sesión con una ligera mejoría, pero fue el impulso de Wall Street, que amaneció al alza debido a los datos del déficit comercial, el factor decisivo para consolidar los repuntes en la bolsa española. El resto de parqués europeos cerraron también con pequeñas subidas, París creció un 1,79 por ciento, Londres se expandió un 1,66 por ciento, Francfort avanzó un 1,50 por ciento y Milán, un 1,47 por ciento. Arcelor fue el mejor valor del Ibex 35 con un aumento del 6,75 por ciento debido, en gran parte, a que la acerera anunció que mantiene conversaciones técnicas con Mittal Steel sobre el plan de negocio de la OPA. Todo lo contrario le sucedió a Sogecable, pendiente de que la Comisión Europea le abra un expediente por abuso de poder. Éste fue el único valor de la bolsa española que acabó con números rojos, tras retroceder un 1,05 por ciento. Mientras, ya se ha hecho público que Fadesa ocupará el lugar que en el selectivo ha correspondido hasta ahora a NH Hoteles, que cerró con ganancias del 1,57 por ciento. Los sectores de la construcción, la banca y la energía cosecharon también avances. Sus principales valores fueron Ferrovial, que subió el 3,02 por ciento; el SCH, con el 1,69 por ciento; y Repsol YP, con el 1,24 por ciento. En el mercado del petróleo, el barril de Brent se negoció en torno a los 70 dólares, y en cuanto a las divisas, el euro siguió perdiendo fuelle frente al dólar. Al cierre de la bolsa española, la moneda europea equivalía a 1,263 dólares.