Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

RELACIONES EXTERIORES

Zapatero se debate entre los modelos chileno y boliviano

Por Ana MartínTiempo de lectura2 min
España13-05-2006

“Muy positivas”. Así es como ha calificado las reuniones que ha mantenido Zapatero durante esta semana con el Presidente boliviano y la Presidenta chilena. El jueves recibió a la Presidenta Michelle Bachelet y manifestó un acercamiento y progreso en el comercio chileno con España. Tema distinto fue el le reunió con el Presidente Evo Morales en referencia a la intención de los bolivianos de nacionalizar los hidrocarburos, aunque finalmente se llegó a un acuerdo para beneficiar tanto a España como a Bolivia.

Durante esta semana el Presidente José Luis Rodríguez Zapatero se ha centrado en el progreso de las relaciones españolas en el continente latinoamericano. Por un lado, el jueves se reunió en el Palacio de la Moncloa durante una hora con la Presidenta chilena Michelle Bachelet con la que firmó un Plan de Asociación Estratégica como el que ya hizo en su día con Brasil, México y Argentina. Esto supone un paso más para estrechar los lazos de comercio entre España y Chile, ya que Zapatero considera que el comercio entre España y Chile aún no ha alcanzado su potencial. Aun así, se muestra satisfecho de los progresos que han conseguido desde el 2003 al haber conseguido aumentar el doble de rápido las exportaciones de los chilenos a España un 35,3 por ciento frente a la española en Chile que se ha mantenido más o menos entorno al 15 por ciento. Nada tuvo que ver sin embargo el tema que tuvo que tratar Zapatero con Evo Morales. El problema empezó cuando el presidente boliviano expresó su intención el 1 de mayo de nacionalizar los hidrocarburos. Esto afectaría de manera directa a la empresa petrolífera española Repsol, que vería mermada su actividad y sus ingresos por lo que la reacción del Gobierno español no se hizo esperar y fue el Ministro de Asuntos Exteriores, Moratinos, el encargado de mantener un diálogo con Morales para conseguir por la vía del entendimiento un acuerdo. Ha sido por fin esta semana, durante la IV Cumbre UE- América Latina y Caribe en Viena cuando se han reunido por fin ambos presidentes para dialogar, a pesar de las desafortunadas declaraciones del Presidente Evo Molares donde aseguraba que Zapatero no había ayudado a condonar la deuda boliviana. Tras una reunión que apenas duró una hora los dos presidentes se mostraron contentos con el proceso de negociación que han abierto. Un proceso que debe basarse según Zapatero en la “bilateralidad” de las compañías, pero siempre con el acompañamiento del Gobierno español.