Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

SUBASTA

Picasso y Van Gogh encabezan una subasta millonaria

Por Alba R. SantosTiempo de lectura2 min
Cultura08-05-2006

Picasso y Van Gogh; Van Gogh y Picasso... Artes llevado a sus máximos potenciales que encabezan la lista de precios por pinturas de la historia. Así quedó demostrado esta semana en la subasta de Nueva York, en la que los retratos de dos mujeres fueron las estrellas de la noche.

Por un lado el retrato de Marie Ginoux, la dueña del café de Arlés que pintó Van Gogh fue vendida a un hombre registrado por Christie´s como anónimo, a diferencia del galerista estadounidense Larry Gagosian, que se llevó la joya de Picasso, "aunque presumiblemente como intermediario de un cliente", según Christopher Burge, presidente honorario de Christie´s América. Se estimaba que Le Repos, la bailarina rusa que conquistó a Picasso en París, jugaría con cifras que rondarían entre 15 y 20 millones de dólares, pero la mujer que se casó en París con el pintor enamoró a los subastantes que terminaron pujando 34.736.000 dólares (equivalente a 27.559.068 de euros). Se trata de una historia curiosa la de este cuadro de El irreconocible retrato de Olga Khokhlova, legalmente casada con Picasso hasta su muerte sólo porque el pintor no quería compartir con ella sus bienes, como obligaba el divorcio. Pese a que fue pintado antes de la separación, hay quien ve en este cuadro, el tercero de una serie de tres (los otros son Le Sommeil y La Reve), el rostro de la amante por la que Picasso dejaría a su primera mujer, la enfermera Marie-Thérèse Walter, con la que aparentemente la engañó durante ocho años antes de que se enterase. El engaño pudo haber seguido mucho más tiempo, de no ser porque la amante se quedó embarazada del pintor y una amiga se lo contó a la esposa despechada. Otro Picasso, Retrato de Germaine, pintado en 1902 durante su depresión juvenil, superó los 18 millones de dólares que había estimado la casa posicionándose en el tercero más caro de la noche. La obra se vendió por 18.6 millones a la galería neoyorquina Acquavella. Otros dos Picassos, Tete de Femme (Dora Maar) (1937), y Femme se coiffant (1956), se vendieron en 5,6 y 3,3 millones de dólares, respectivamente. En total, Christie´s recaudó 180 millones de dólares por la venta de 43 de las 50 obras ofrecidas. Las previsiones oscilaban entre 144 y 197 millones. Burge subrayó que la subasta fue "bastante sólida" y reflejó un mercado "enloquecido", compuesto por coleccionistas "apasionados" que compraron "cuidadosa e inteligentemente", según informa Efe. De lo que no cabe duda es de que, una vez más, Nueva York se "vuelve loco" ante el arte.