Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

IRÁN

El Gobierno iraní llega a un acuerdo con Rusia sobre su programa nuclear

Por Salva Martínez MásTiempo de lectura2 min
Internacional26-02-2006

El debate sobre el programa nuclear iraní está lejos de haber terminado. El desarrollo de éste tampoco. La semana pasada representantes iraníes trataron el tema con altos cargos europeos y rusos. Aunque también hay quien asegura que en los pasados siete días, Irán comenzó a enriquecer uranio en las instalaciones de Natanz.

Teherán desmentía a principios de febrero haber puesto su programa nuclear en marcha. Sin embargo, a finales de la semana pasada, 10 centrifugadoras de las instalaciones de Natanz comenzaron a enriquecer uranio, según fuentes diplomáticas consultadas por la agencia de noticias británica Reuters. Un hecho que, sumado al acuerdo “de base” encontrado entre rusos e iraníes, podría suponer la entrada de las negociaciones sobre el programa nuclear iraní en una fase tan insólita como contradictoria. Las afirmaciones de las que se hacía eco la agencia británica han sido desmentidas a finales de la semana pasada por el portavoz del ministro de exteriores iraní, Hamid Reza Asefi. Si fuera cierto, este hecho no constituye ninguna amenaza porque es necesario el funcionamiento de una cantidad de centrifugadoras que se cuenta por millares a la hora de enriquecer uranio suficiente para la fabricación de una bomba atómica. En cualquier caso, la semana pasada vivió una escalada diplomática tras la que rusos e iraníes acercan posiciones, pero que aleja a Irán de la mesa de negociaciones europea. El lunes pasado, una delegación iraní llegaba a Moscú para negociar el desarrollo nuclear deseado por Irán. Tras cinco días de reuniones y de “esperanzas moderadas”, tal y como dijo el jefe de la diplomacia rusa, Serguei Lavrov, se anunció un nuevo pacto. “Hemos encontrado un acuerdo de base. Las conversaciones van a continuar los próximos días”, dijo Gholamreza Aghazadeh, un representante iraní, sobre el posible enriquecimiento de uranio en Rusia y su posterior uso en Irán. Por su parte, la Unión Europea también fue objeto de una importante visita persa. El ministro de Exteriores iraní, Manoucher Mottaki, viajó a Bruselas el lunes pasado para reunirse con Javier Solana, alto representante para la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE. Pero a la salida de dicho encuentro, Mottaki no cambió para nada su discurso. “Irán no renunciará jamás a su derecho a enriquecer uranio”, dijo.