Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ENDESA

El tiempo corre en contra de Pizarro

Por Javier de la FuenteTiempo de lectura1 min
Economía19-02-2006

La lucha que sostiene el presidente del Endesa, Manuel Pizarro, contra todos los elementos para defender la empresa que preside parece estar llegando a su fin. La decisión del último organismo que tiene voz y voto en la autorización de la operación podría producirse en los próximos días.

Una de los últimos foros en los que Pizarro ha podido batallar en la defensa de Endesa tuvo como escenario el Senado español. La semana pasada la Comisión de Industria del Senado citó, entre otras, a las cuatro partes implicadas en la OPA de Gas Natural sobre Endesa; el presidente de la Caixa, Ricardo Fornesa, el de Gas Natural, Salvador Gabarró, al de Iberdrola, Iñigo de Oriol, y al Quijote de esta historia, Manuel Pizarro. Salvo este último ninguno de los anteriores citados acudió al Senado, según ellos por un resfriado y por razones de agenda. Quién sí estuvo sólo ante el peligro fue Manuel Pizarro. La comparecencia se tornó tensa en diferentes momentos. En uno de ellos y en respuesta a las preguntas del senador del partido socialista, Carlos Chivite, Pizarro explicó que no acudía a la Comisión para que le insultaran. El motivo de dicha afirmación es que durante varios momentos de la comparecencia y mediante circunloquios y afirmaciones retóricas el socialista Chivite insinuó que Pizarro defendía sus intereses personales y no los de la empresa que preside. Estas afirmaciones encresparon el ánimo del presidente de la eléctrica. Otra de las instancias que le quedaban a Pizarro para frustrar la OPA sobre su compañía también ha resultado infructuosa. El presidente instó al Tribunal Suprepo (TS) a que adoptara “medidas cautelarisimas” para suspender la operación. El TS señala que las alegaciones aportadas por Endesa “no resultan determinantes” para sostener la petición de tutela cautelar, “por más que resulten adecuadas para fundamentar la petición de medidas cautelares ordinarias” afirma el TS. El desenlace de esta tórdida historia empresarial podría estar muy cerca.