Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MUJER

El apoyo institucional, clave hacia la consecución de la igualdad

Por Maite NúñezTiempo de lectura2 min
Sociedad04-02-2006

Permisos por maternidad, prestaciones económicas o ayudas que incentiven la participación de la mujer en el mercado laboral. Estos son algunos de los apoyos que recibe la mujer además de los prestados para frenar los efectos de la violencia de género, que cada año causa decenas de muertes.

El Plan Concilia, que pretende ajustar la vida laboral y la vida familiar, busca una mayor flexibilidad laboral de las mujeres, que además tienen la posibilidad de alargar el permiso de maternidad cuatro semanas más con carácter opcional y si tienen hijos menores de doce años. Éstas, entre otras causas, han situado a España en el octavo país de Europa en cuanto a las prestaciones por maternidad, por lo que aún queda mucho camino por andar. Asimismo, la Seguridad Social abona una prestación económica durante la baja por maternidad. Los trámites para la prestación pueden iniciarse antes o el día del parto. Para ello, es necesario la documentación personal, el informe de maternidad, (que entrega el médico) y cumplimentar la Solicitud de maternidad, adopción o acogimiento que debe entregarse en la entidad gestora del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS). Además, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales lleva a cabo proyectos para conseguir la participación de la mujer en el mercado laboral. También existe un programa que promueve el Instituto de la Mujer junto con la Dirección General de la Pequeña y Mediana Empresa (DGPYME), el Ministerio de Industria o Turismo, entre otras. El objetivo es facilitar el acceso a una financiación más ventajosa y sin necesidad de avales. Para tramitar estas ayudas lo primero es acudir a cualquier Organización Empresarial de la Mujer. Asimismo, las mujeres que sufren la violencia de género cuentan con diversas ayudas. Entre ellas, las que luchan contra la violencia en el trabajo, que indemnizará a las víctimas en caso de que se produzca un traslado forzoso. Las mujeres maltratadas cuentan con la ayuda de diversas instituciones y pueden acogerse a programas de asistencia jurídica a las víctimas de manera gratuita.