Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

REFORMAS ESTATUTARIAS

PSOE y PP salvan definitivamente sus diferencias sobre el texto valenciano

Por Esperanza BuitragoTiempo de lectura1 min
España05-02-2006

A punto ha estado de romperse el acuerdo entre el Partido Popular y el PSOE acerca del estatuto valenciano. Los puntos conflictivos han sido la lengua y el techo electoral.

Al contrario que con el catalán, ambas formaciones han logrado ponerse de acuerdo y han dejado fuera a los grupos minoritarios al rechazar todas sus enmiendas. El PSOE no quería que en el Estatuto se reconociese el idioma valenciano porque entienden que es una variante del catalán. Finalmente los socialistas han cedido a las exigencias del Partido Popular. El texto quedará como estaba, es decir, dirá que “el idioma valenciano es el oficial en la Comunidad valenciana, al igual que el castellano”. El otro punto de discrepancia ha sido el mínimo de votos necesarios para que un partido político obtenga representación en el parlamento autonómico. Los socialistas querían rebajar el porcentaje del 5 al 3 por ciento. Los populares exigían eliminar la barrera electoral del Estatuto y dejarla sólo en la ley electoral. Finalmente, volvió a imponerse la postura del PP. Los partidos minoritarios como Izquierda Unida o CiU han acusado al PSOE de adherirse incondicionalmente a las exigencias del Partido Popular, formación que gobierna en Valencia. El socialista Cipriá Ciscar ha defendido el acuerdo y ha destacado el esfuerzo de su grupo al pactar con el PP, en clara alusión al rechazo de los populares a la reforma del Estatuto catalán. El pasado jueves, se reunieron de nuevo los portavoces del PSOE y del PP en el Congreso para intentar –en vano- acercar posiciones en torno a Cataluña. El popular Eduardo Zaplana reiteró la imposibilidad de que su grupo apoye el texto porque lo consideran más “inconstitucional” que el aprobado por el Parlamento regional. A pesar de este nuevo rechazo al texto, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, volvió a pedir públicamente al PP que apoye los proyectos de reforma estatutaria de Cataluña y Andalucía.