Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

PAÍS VASCO

ETA sigue atentando mientras Ibarretxe amenaza con reflotar su plan

Por Mía MartínezTiempo de lectura2 min
España02-02-2006

La potencia de los artefactos que ETA ha colocado durante las últimas semanas ha ido en aumento. Por ello, el Gobierno vasco trata de advertir del peligro real que existe en la trayectoria actual de la banda terrorista. Mientras, Ibarretxe amenaza con resucitar su plan en el caso de que el camino hacia la paz no se empiece a construir pronto.

El último ataque de la banda terrorista ETA se produjo en la oficina central de Correos de Vizcaya, en un polígono en las afueras de Bilbao. El artefacto estaba compuesto por 15 kilos de cloratita. No causó heridos, pero sí daños materiales. En esta ocasión, una mujer que hablaba en euskera alertó de la colocación de la bomba al servicio de asistencia en carretera de Guipúzcoa y al diario Gara. Además, los terroristas escribieron “Peligro bomba” en la mochila que contenía los explosivos, siguiendo la línea de sus últimas actuaciones. El consejero de Interior, Javier Balza, aseguró que estos atentados colocan a la sociedad "al borde del abismo" porque pueden provocar muertos y "tensionan hasta el infinito un proceso de paz que no termina de nacer". El Gobierno vasco y los partidos, salvo Batasuna, condenaron el atentado, el quinto de 2006. Y es que, en los últimos dos meses, ETA ha atacado oficinas de Correos de Igorre, Alsasua, Zumarraga y Zuia. Los últimos movimientos de ETA han llevado a Juan José Ibarretxe a buscar la manera de reflotar el plan de soberanía vasca que lleva su nombre como alternativa para lograr la paz. Ibarretxe también pidió a ETA valentía para anunciar el cese de la violencia, animando a los socialistas a que mejoren la situación. El lehendakari se mostró convencido de que la sociedad vasca se encuentra frente a una oportunidad real para lograr la paz, después de superar la incomunicación de los pasados años. Sin embargo, tanto el PSOE como el PP consideran que volver a hablar del plan sólo traería confrontación y crispación para el País Vasco. Por otra parte, el líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, será juzgado por la Audiencia Nacional en marzo debido al homenaje que rindió al ex jefe militar de ETA José Miguel Berañán, Argala. Otegi ha sido acusado de un delito de enaltecimiento del terrorismo por protagonizar en el 2003 aquel acto con motivo del 25 aniversario del asesinato del etarra. El líder de la izquierda abertzale, que compareció en la Audiencia Nacional ante tres jueces que instruyen causas contra él, recibió una notificación de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal en la que le informa de que los días 15 y 16 de marzo se celebrará el juicio por el homenaje a Argala en Amorebieta (Vizcaya), en el que el fiscal solicitará una pena de 17 meses de cárcel.