Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

LIBERTAD DE PRENSA

Los periodistas atacados en Iraq se recuperan en Estados Unidos

Por Silvia Álvarez-BuyllaTiempo de lectura1 min
Comunicación06-02-2006

Los periodistas de la cadena ABC fueron asaltados en Iraq mientras hacían su trabajo. Ahora, el presentador, Bob Woodrugg y su cámara, Doug Vogt, han vuelto a EE.UU., donde evolucionan favorablemente de sus heridas.

En un país en guerra, cada paso es peligroso. En cualquier momento la libertad de prensa de los periodistas puede ser atacada. En este caso, el presentador y su cámara viajaban acompañados por miembros de su equipo y del ejercito iraquí cuando una explosión y unos disparos alcanzaron su convoy. El chaleco antibalas, las gafas de protección y los cascos que llevaban pudieron salvar la vida de los informadores. Ambos periodistas sufrieron heridas en la cabeza, el pecho, la cara y el cuello e incluso tuvieron que ser intervenidos quirúrgicamente en un hospital militar estadounidense en Bagdad. Además de las lesiones, Bob Woodruff sufrió rotura de huesos. Su hermano ha señalado que Bob "es una persona fuerte y va a lograr salir de esta situación. Está mejorando". Ambos evolucionan favorablemente, ahora en su país, pero los médicos han comunicado que su recuperación será lenta. La cadena ABC suele tener a uno de los presentadores en Nueva York y al otro, informando desde el lugar de los hechos. Woodruff pasó tres días en Israel cubriendo las elecciones palestinas y planeaba permanecer en Iraq hasta después del discurso George Bush sobre el "Estado de la Unión". El atentado supone un nuevo golpe para ABC News. El reciente fallecimiento del presentador Peter Jennings provocó que Woodruff asumiera su vacante. Ahora, un hueco volverá a quedar vacío hasta que Bob se recupere del ataque sufrido.