Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ESPACIO

La NASA suspende futuras misiones tras el fallo del ¬Discovery¬

Por Alfredo L. ZamoraTiempo de lectura2 min
Sociedad28-07-2005

Pese a que el lanzamiento del Discovery desde Cabo Cañaveral y su posterior acoplamiento en la Estación Espacial Internacional (ISS) fueron todo un éxito, una de las más de 100 cámaras que captaron el despegue ha mostrado como se desprendió del depósito exterior un trozo de aislante contra el ala derecha de la nave.

Los miembros de la NASA han estudiado minuciosamente las imágenes para poder cuantificar los daños y ver así si es seguro el regreso a la Tierra del Discovery. Finalmente han sido los propios tripulantes los que han inspeccionado la nave, y pese a que se hayan producido daños, han afirmado que no son relevantes y que la nave podrá realizar el viaje de vuelta. Debido a este error la NASA ha decidido cancelar las futuras misiones para así trabajar en la solución de estos problemas. Lo mismo ocurrió el 1 de febrero de 2003 cuando el Columbia se desintegró en su viaje de regreso a la Tierra con siete astronautas en su interior. Los vuelos espaciales fueron anulados y no se han retomado hasta este año con el lanzamiento del Discovery. Para que no se repita la tragedia del Columbia, la NASA tiene un plan alternativo. El Atlantis, trasbordador destinado a la siguiente misión espacial, sería en el encargado de ir a por los astronautas. Un rescate contrarreloj ya que tardaría 30 días en llegar y la tripulación, que permanece en la ISS, sólo dispondría de 40 días con oxígeno. Otra opción era la del rescate a través de las naves rusas Soyuz, que tardan menos tiempo en poder lanzarse. El problema de éstas es que sólo pueden llevar tres pasajeros. Tras la catástrofe del Columbia la precaución de la NASA cada vez es mayor. El despegue del Discovery, que estaba fijado inicialmente para el 13 de julio, tuvo que ser abortado tres horas antes del lanzamiento, tras detectar un fallo en un sensor del tanque de combustible y fue retrasado hasta el 26 del mismo mes. Este sensor debe parar el motor cuando el nivel de hidrógeno y oxígeno líquido es demasiado bajo. Al funcionar erróneamente podría haber interrumpido su funcionamiento durante el lanzamiento.