Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

SEQUÍA

Los pantanos alcanzan su peor nivel por primera vez desde 1999

Fotografía
Por Alfredo L. ZamoraTiempo de lectura2 min
Sociedad26-07-2005

En tan sólo una semana los embalses peninsulares han perdido 857 hectómetros cúbicos, lo que sitúa las reservas hidráulicas en el 48,7 por ciento, una cifra que no se repetía desde julio de 1999 cuando otra fuerte sequía azotó España.

Las elevadas temperaturas y la escasez de lluvias están reduciendo al mínimo las reservas hidráulicas peninsulares. Hace tan sólo un año los embalses contenían 11.089 hectómetros cúbicos de agua más que la reserva actual, niveles que han bajado este verano hasta el 48,7 por ciento, un dato que no se obtenía desde julio de 1999. En tan sólo una semana se ha perdido el 1,6 por ciento del agua total almacenada, lo que supone una disminución de 857 hectómetros cúbicos. Hace un año las reservas alcanzaban el 68 por ciento y en ningún momento del verano bajó del 50 por ciento. De los más de 53.000 hectómetros cúbicos que pueden almacenar los pantanos españoles, actualmente acumulan en torno a los 26.000, 10.000 menos que el año pasado. Estas cifras ponen de manifiesto que las reservas están un 19 por ciento más bajas que el año pasado, un 14 por ciento menos que la media de los últimos cinco años, y un 11 por ciento menos que la media de la última década. El conjunto de embalses de agua destinada al consumo ha disminuido en una semana en 660 hectómetros, mientras que los destinados para el uso hidroeléctrico han perdido 197 hectómetros. Las reducciones de las reservas de agua embalsada han sido más radicales en determinadas zonas de la península. En las Cuencas Internas del País Vasco la reducción en una semana ha sido de un hectómetro cúbico, mientras que en la Cuenca del Ebro la cifra asciende hasta los 218. La media de precipitaciones ha sido de 0,5 milímetros, cifra que normalmente suele superar los 4 milímetros. La máxima se ha registrado en Vigo, con 9,6 litros por metro cuadrado. Además, la producción hidroeléctrica acumulada desde el 1 de enero hasta el 24 de julio ha sido de 12.480 gigavatios, dato que comparado con el del año pasado supone una disminución de 7.419, más del 37 por ciento menos que en 2004. En los últimos años se han registrado cifras más catastróficas, pero no en el mes de julio cuando aún quedan dos meses de canícula. En 2002 los pantanos se vaciaron por debajo de la mitad entre el 5 y el 11 de agosto. En 2000 también se produjo esta reducción alarmante entre el 21 y el 27 del mismo mes.