Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

IRAK

La Audiencia Nacional pide interrogar a tres militares americanos

Por Cristina FuertesTiempo de lectura2 min
Comunicación12-06-2005

El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz ha pedido a Estados Unidos interrogar a tres militares implicados por la muerte del cámara de Tele 5, José Couso. Pedraz ha dado la posibilidad a los militares de que desplacen a España o bien viajará él mismo a Estados Unidos.

Hotel Palestina en Bagdad. Día 8 de abril de 2003. José Couso, cámara de Tele 5, intenta captar desde el balcón del Palestina las mejores imágenes de los tanques americanos apostados en un puente de la capital de Irak. De repente estas mismas máquinas apuntan contra el hotel repleto de periodistas y alcanza a varias habitaciones. Entre ellas las del cámara de Tele 5 y el periodista de Reuters Taras Protsyuk. Ninguno de los dos sobrevivió. A partir de este momento, los familiares de los fallecidos, así como sus compañeros han mantenido que el acto de los militares americanos fue un crimen de guerra. Después de algo más de dos años, la familia de José Couso ha acogido esperanzada la decisión del juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, de cursar en Estados Unidos una comisión rogatoria para interrogar a tres militares implicados en el ataque contra el Hotel Palestina. Los imputados son el sargento Thomas Gibson, de la Compañía A del Regimiento de Blindados número 64 de la Tercera División de Infantería Acorazada del Ejército de Estados Unidos, el capitán Philip Wolford, al mando de la unidad de blindados, y el teniente coronel Philip de Camp. Gibson fue el autor del disparo hacia el hotel Palestina, debido a que se vio sorprendido por alguien que le observaba desde un balcón del hotel con unos prismáticos. A los tres se les imputa delitos de asesinato y de crímenes contra la comunidad internacional, los cuales pueden acarrear sentencias entre 10 y 15 años de prisión. La acción del juez de la Audiencia Nacional ha provocado que Javier Couso, hermano del cámara de Tele 5, haya afirmado que “se valora muy positivamente la decisión y sentimos que estamos recibiendo el respaldo de la Justicia española ante lo que siempre mantuvimos que era que era un crimen de guerra”. Y es que, el juez español les imputa delitos de crímenes de guerra contra la Comunidad Internacional. Ahora habrá que esperar las contestación de Estados Unidos y autorice, conforme los convenios internacionales, la comisión rogatoria.