Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

CUMBRE

La UE y Rusia acuerdan progresar en cuatro espacios de cooperación

Por Chema GarcíaTiempo de lectura2 min
Internacional15-05-2005

La decimoquinta cumbre entre Rusia y la Unión Europea, celebrada la semana pasada en Moscú, concluyó con el compromiso entre ambas entidades de incrementar la cooperación en cuatro materias de especial interés común.

Los acuerdos van desde un aumento de los intercambios estudiantiles al desarrollo de la colaboración energética, sin olvidarse de una mayor coordinación en la lucha contra el terrorismo. Asimismo, se decidió avanzar hacia un mercado abierto e integrado común, así como el apoyo al ingreso de Rusia en la Organización Mundial de Comercio este año. Jean Claude Juncker, presidente de turno de la UE y primer ministro de Luxemburgo, aseguró que lo ocurrido en Moscú es "sólo el comienzo" de un arduo camino antes de añadir: "es probable, que necesitemos mucho tiempo, que haya dificultades, pero las vamos a superar". Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, explicó que su país "participa (en ese proceso) de la manera más sincera y más interesada". "Quiero reiterar que concedemos importancia prioritaria a la cooperación estratégica entre la Unión Europea y Rusia", agregó el máximo mandatario antes de manifestar su convicción de que "la aprobación de las 'hojas de ruta' permitirán avanzar de modo sustancial en la construcción de una Europa unida". Por parte de la UE también asistieron los comisarios de Comercio, Peter Meldenson, de Relaciones Exteriores y Política de Vecindad, Benita Ferrero-Waldner, y el Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad, Javier Solana. El único pero vino del ámbito de la justicia y las libertades puesto que no se alcanzó acuerdo sobre simplificación de visados. La Unión había exigido a Moscú que firmase un tratado de readmisión por el cual se comprometiese a hacerse cargo de los emigrantes ilegales que utilizaran su territorio para pasar a Europa. En cualquier caso, ambas partes continuarán tratando este asunto en futuras citas. "Nuestro fin definitivo es la eliminación de visados y sólo entonces podremos decir que en Europa no hay una línea divisoria", explicó Putin. Mientras, en el aspecto internacional, concluyeron aumentar su cooperación en la lucha contra la proliferación de armas de destrucción masiva; aumentar sus contactos militares y potenciar la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) como foro de toma de decisiones en materia de seguridad; así como reforzar el diálogo en las "regiones adyacentes de las fronteras de la UE y Rusia".