Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ANÁLISIS DE LA SEMANA

Una explicación

Fotografía

Por Almudena HernándezTiempo de lectura2 min
Sociedad11-01-2004

El hombre siempre busca una explicación. Pero éstas no siempre llegan y hay que indagar e indagar hasta que hay un mínimo indicio de lo que puede ser una respuesta. El corazón urge en ocasiones una respuesta que sólo puede entender la cabeza. Y viceversa. La cabeza necesita una respuesta que está escrita con el idioma de los sentimientos. Y entender la vida, encontrar respuestas se convierte en algunos días grises en una locura. Todo ello le pasa al hombre del año 2004, que de nuevo busca las causas de la neumonía atípica para encontrar un antídoto. La enfermedad ha regresado, y con ella las preguntas y la búsqueda de respuestas. Una vida mejor, más justa es la contestación que vienen a buscar a España miles y miles de inmigrantes. En ocasiones, en demasiadas ocasiones, el planteamiento de su pregunta acaba en desastre: naufragan en el mar, mueren o, si llegan, son repatriados. A la vida han regresado dos hombres que se encontraban enterrados en los escombros de la ciudad iraní de Bam. Los equipos de salvamento los han localizado más de doce días después de producirse el terremoto. Todavía los médicos están tratándose de explicar cómo han podido sobrevivir. Es inexplicable la situación. El hombre se preocupa por sobrevivir mientras poco hace para lograrlo. El cambio climático que la humanidad ha provocado con su falta de responsabilidad acabará con la vida de miles de especies, también la humana, que cada vez tendrá peores condiciones para sobrevivir. Dicen que la vida uno la ve según el cristal que utilice. En Marte ahora las cosas son más rojas que nunca. El próximo paso será encontrar una explicación al deseo del hombre de querer ser Dios y saberlo todo, como si hubo vida en el planeta vecino.

Fotografía de Almudena Hernández

Almudena Hernández

Doctora en Periodismo

Diez años en información social

Las personas, por encima de todo