Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

MACROECONOMÍA

Rato pronostica una subida de los tipos de interés para el año que viene

Por Gema DiegoTiempo de lectura1 min
Economía21-12-2003

Si ya no es necesario mantener unos tipos de interés bajos, ¿por qué no subirlos un pelín, lo que además vendría de perlas para controlar la inflación? Ésta es la tesis que sostiene el ministro de Economía, Rodrigo Rato, que ha augurado que los tipos crecerán en el 2004 entre un cuarto de punto y medio punto.

Según Rato, en los mercados ya se está dejando sentir el futuro repunte de tipos. “El mercado cree que va a haber una recuperación que no haga necesario tener tipos de interés tan bajos por parte de los bancos centrales”, ha explicado Rato. La previsión del ministro marcha en la línea del comportamiento del Euribor, uno de los principales de índices de referencia en hipotecas. El Euribor ha crecido en noviembre algo más de una décima, con lo que se sitúa en un 2,41 por ciento. Esta cifra es superior en 0,456 puntos al último mínimo histórico marcado por el índice el pasado mes de junio, y se acerca mucho al máximo que logró en abril, un 2,447 por ciento. Mientras, el Mibor ha ido al alza y el tipo de referencia de las cajas se ha mantenido. El primero ha experimentado una subida de 0,11 puntos, hasta el 2,409 por ciento, y el segundo se ha quedado fijado en el 4,875 por ciento. La Unión General de Trabajadores (UGT) ha acusado a Rato de estar encubriendo sus verdaderas intenciones bajo un a lo mejor. Según el sindicato, Rato, con sus “malos augurios”, ha dejado “traslucir un deseo encubierto” de que suban los tipos para que le ayudan a controlar el Índice de Precios al Consumo (IPC). UGT señala que Rato posee una “errónea concepción” sobre la economía española y un “escaso interés” por crear empleo. La subida de tipos sólo conseguiría, pues “enmascarar la ineficacia” del Gobierno a la hora de controlar los precios y convertir en “insostenible” el endeudamiento de las familias, que ya alcanza el 80 por ciento de su renta bruta disponible. “El Gobierno debe defender el mantenimiento de los tipos de interés en sus niveles mínimos actuales, hecho imprescindible para el crecimiento de la actividad y el empleo”, concluye UGT.

Fotografía de Gema Diego