Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

INMIGRACIÓN

Las autoridades interceptan decenas de inmigrantes en las costas españolas

Por Marta G.BrunoTiempo de lectura1 min
Sociedad25-04-2007

Las costas canarias y andaluzas reciben casi cada día pateras repletas de personas, muchos jóvenes, en busca de una vida mejor. Decenas de inmigrantes llegaron a las playas españolas la semana pasada, aunque algunos de ellos murieron antes de llegar a su destino.

Un nuevo suceso relacionado con el tema migratorio ha reabierto el problema. Un barco pesquero vigués, Segundo San Rafael interceptó la semana pasada frente a la costa de Mauritania un cayuco en el que viajaban 91 inmigrantes. Las autoridades senegalesas aceptaron el desembarco de los indocumentados en su territorio, pero antes de que los trasladaran en el buque español Esperanza del mar, dos de ellos ya habían muerto. Este no ha sido el único hecho relacionado con la llegada de inmigrantes a las playas españolas. Un mercante localizó en el suroeste de Alborán, un islote situado entre el litoral almeriense y el norte de África, un cayuco que transportaba 65 personas, entre ellos quince menores y cinco mujeres. Tras rescatarlos, las autoridades ordenaron su traslado a Almería. El número de cayucos que llegan a España no ha crecido, pero se mantiene constante. Este país se ha convertido en los últimos años en el lugar elegido por los inmigrantes, debido a la cercanía con su país, a sus condiciones meteorológicas o por su situación económica. Los últimos datos lo demuestran. La Oficina Estadística de las Comunidades Europeas, llamada Eurostat, proporciona información de este tipo sobre la Unión Europea. Según esta institución, más de medio millón de inmigrantes llegaron a España entre el 1 de enero de 2006 y el mismo mes de 2007. Esto supone un aumento del 1,4 por ciento respecto al año 2005 y un 44 por ciento del total que llegó a l a Unión Europea. Por lo tanto, en esta estadística mantiene la segunda posición después de Irlanda, cuyo número de inmigrantes aumentó un 1,8 por ciento.

Fotografía de Marta G.Bruno