Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

INMIGRACIÓN

El oscuro negocio de las mafias

Por Cristina Arias Tiempo de lectura2 min
Sociedad26-04-2007

Entre tanta miseria, desgracia humana y clandestinidad las mafias de inmigrantes encuentran grandes beneficios. Y éstas, que son para muchos la llave para entrar en España, se están convirtiendo en uno de los mayores problemas de la inmigración.

Las mafias son una especie de círculo vicioso para los inmigrantes: les dan todo lo que tienen y a cambio los "ayudan" a abandonar sus países de origen y a entrar en España. Pero el poder y el control de las mafias no queda ahí. Su capacidad de control y extorsión no disminuye en los países europeos. Hay mafias internacionales muy organizadas que cuentan con grandes apoyos y con muchos contactos y que tienen una gran capacidad de extorsión. Pero también hay otras mafias locales, más pequeñas pero también con poder, que se dedican a reclutar a gente para salir clandestinamente del país y cobran por ello. Los inmigrantes se hipotecan con las mafias para toda la vida. Les entregan todos sus ahorros e incluso los de sus familias para contratar un asiento en una patera o un hueco en un cayuco. A partir de ahí cada paso que dan es un encadenamiento mayor a la mafia (obligación de dar parte del salario si consiguen un trabajo) y la propia situación ilegal genera unas condiciones que son aprovechadas por ellas (alojan a los inmigrantes en pisos y les cobran precios más elevados de lo habitual). El Gobierno intenta combatirlas, así como la criminalidad organizada que trafica con inmigrantes. Hubo muchos intentos y varias propuestas, como incrementar los medios fronterizos y las medidas policiales, los sistemas tecnológicos de control en el mar y la vigilancia por satélite o aumentar la capacidad de repatriación de extranjeros, pero es difícil acabar con ellas. De momento, ninguna mediada ha conseguido extinguirlas y todavía existen demasiadas mafias que siguen aprovechándose de los anhelos y las esperanzas de los inmigrantes que están dispuestos a pagar por un billete para salir de su país, por un contrato de trabajo falso o por un viaje sin seguro que les puede llevar a la muerte. Por eso en la actualidad uno de los puntos que hay que potenciar es la solución de las causas, es decir, mejorar las condiciones de los países de origen a través de la cooperación y el desarrollo para reducir la inmigración y con ella las mafias ilegales.

Fotografía de Cristina Arias