Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Compromiso Universal

Los Príncipes de Asturias visitan Oriente Próximo

Por Caterina CrespoTiempo de lectura2 min
España11-04-2011

Han llegado a Israel justo en el momento en el que judíos y palestinos se afanan por evitar una nueva guerra abierta. Don Felipe y doña Letizia inician este lunes su gira por Oriente Próximo tras un fin de semana en el que han muerto 19 palestinos seis de ellos civiles y casi 70 han sido heridos. Los Príncipes de Asturias han visitado por primera vez el Museo del Holocausto Yad Vashem que recuerda a los seis millones de judíos asesinados durante el Holocausto. Visita que tiene como finalidad su compromiso universal contra el holocausto. Todo empezó cuando las milicias armadas palestinas protegidas por Hamas lanzaron un cohete desde la franja de Gaza contra un autobús escolar, el ataque desencadenó la ira de Israel, que durante todo el fin de semana estuvo bombardeando Gaza. Apenas dos horas antes del aterrizaje de los Príncipes en Tel Aviv, el mediador de la ONU en la zona, Robert Serry, negociaba con líderes palestinos e israelíes para alcanzar un alto el fuego.

El domingo los Príncipes hicieron noche en Jerusalén en el histórico hotel King David, antigua sede del Mandato Británico casi destruido el 22 de julio de 1946 en un atentado del Irgun, el movimiento terrorista de liberación judía, que asesinó entonces a casi 100 personas. Primera visita oficial a Israel para los Príncipes y la segunda de un miembro de la familia real tras la que hizo el Rey en 1993. Este lunes por la mañana han sido recibidos en la residencia del presidente, Simon Peres, por un coro de 20 niños que han cantado el tradicional himno de bienvenida judío, Sea la paz con vosotros, y por una banda de música militar, que ha interpretado los himnos de los dos países. Acompañados por la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, los Príncipes se han entrevistado durante casi una hora con el presidente israelí, antes de dirigirse al Museo del Holocausto, que recibió en 2007 el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, y donde Don Felipe, tocado con la tradicional kippa, ha colocado una corona sobre la lápida donde se guardan cenizas de las víctimas del Holocausto. Don Felipe tras firmar en el libro de honor en el monumento al millón y medio de niños asesinados durante el Holocausto se ha dirigido a los medios y ha señalado que; "No bastan las palabras para describir el escalofrío de horror que el corazón del hombre experimenta bajo las bóvedas de este memorial, que describen tan bien cómo el sol que oscureció sobre la humanidad en aquellos aciagos días en que al pueblo judío le fue negado el derecho de existir". La visita no tiene un fin religioso, no visitará los lugares santos, es una visita de reconocimiento de Estados y la firma de tratados de paz con Siria y Líbano. Este martes Doña Letizia y Don Felipe visitarán Ramala, la capital de Cisjordania donde gobierna Fatah donde el Príncipe almorzará con el líder de la Autoridad Nacional Palestina. La gira finalizará el jueves en Jordania donde los reyes Abdalá y Rania les ofrecerán una cena privada. En todo momento Don Felipe tiene claro que su principal objetivo es transmitir a las generaciones futuras el valor de la vida, de la libertad y de la dignidad del ser humano, principios que ya ha señalado este lunes en Israel.