Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

TURÍN 2006

Rusia y Corea del Sur dominan en el patinaje

Por Alejandro G. NietoTiempo de lectura3 min
Deportes26-02-2006

Al igual que Austria en esquí, diferentes países se confirmaron como las principales potencias en cada una de las disciplinas olímpicas. Rusia en patinaje artístico, Corea del Sur en pista corta y Alemania en bobsleigh, sólo dejaron las migas para sus rivales. Además, Suiza en snowboard y Suecia en hockey irrumpieron con fuerza en el panorama olímpico.

Patinaje Rusia prolongó sus éxitos en patinaje artístico durante la primera semana de los Juegos con la contundente victoria de Roman Kostomarov y Tatiana Marka en el programa libre. Mientras, en la competición individual femenina, la japonesa Shizuka Arakawa se aprovechó de la ausencia por una lesión de la quíntuple campeona mundial, la estadounidense Michelle Kwan, y de los errores de la actual campeona del mundo, la rusa Irina Slutskaya, para colgarse el oro. En pista corta, sólo Apolo Ohno consiguió colarse entre la pasmosa supremacía de los surcoreanos, que lograron 10 medallas en esta disciplina. El estadounidense logró el oro en los 500 metros, mientras que en los 1.000 m. femeninos, con Sun-Yu Jin, y en los relevos masculino y femenino, Corea del Sur no dio opción a sus rivales. Además, en patinaje de velocidad el italiano Enrico Fabris en 1.500 metros y el holandés Bob de Jong en 10.000 cortaron el paso a los estadounidenses. En cambio, en mujeres, las canadienses Clara Hughes y Cindy Klassen, oro y bronce en 5.000, y la propia Klassen y Kristina Groves, primera y segunda en 1.500, sí consiguieron encumbrar a su país. Hockey hielo Como se esperaba, Canadá, número uno en el ranking mundial, se impuso con facilidad en la final femenina contra una sorprendente Suecia. Aunque no menos extraordinario fue el triunfo sueco en la categoría masculina, que les consagró como grandes dominadores de la especialidad. Los escandinavos se impusieron a sus vecinos finlandeses, que vendieron cara su derrota. En una competición muy igualada, favoritos como Estados Unidos y Canadá, y las grandes revelaciones de la fase de grupos, Suiza y Eslovaquia, se quedaron en cuartos de final. En semifinales, la República Checa, vigente campeón mundial, no pudo con los campeones olímpicos, pero luego se resarció al arrebatarle el bronce a Rusia. Snowboard y freestyle En snowboard el suizo Philipp Schoch confirmó los pronósticos y repitió título en eslalon paralelo gigante, prueba en la que Daniela Meuli, en féminas, corroboró la progresión del país de los cantones en esta disciplina. En los saltos aéreos de estilo libre, la también suiza Evelyne Leu y el chino Xiaopeng Han se ganaron el favor de los jueces con una perfección técnica impresionante. Bobsleigh Tras el oro en bobsleigh a dos de la primera semana, los alemanes tampoco realizaron concesiones en las dos finales restantes y acabaron llevándose todos los oros en Turín. Sandra Kiriasis y Anja Schneiderheinze en el bob a dos femenino y el equipo masculino de bobsleigh a cuatro demostraron una gran autoridad. Curling El cuadro masculino tuvo un claro dominador durante todo el torneo. El equipo canadiense no tuvo problemas para llegar a la final y en ella, contra Finlandia, ganó su enésimo partido por un gran margen con jugadas espectaculares. El bronce se lo adjudicó Estados Unidos contra una combativa Gran Bretaña. En la competición femenina, mucho más igualada, Suecia necesitó una prórroga para doblegar a Suiza, en tanto que Canadá se subió al tercer cajón del podio tras deshacerse de Noruega en la final de consolación sin demasiadas complicaciones.