Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información

RIO 2016

Estados Unidos vuelve a truncar
el sueño olímpico de la ÑBA

Por Nacho MartínezTiempo de lectura2 min
Especial 201619-08-2016

Otra vez que no pudo ser. Tras las finales olímpicas de Pekín y Londres la selección española de baloncesto volvió a caer frente al equipo norteamericano. Las estrellas de la NBA se han vuelto a cruzar en el camino de Pau y compañía para impedirles luchar por un oro que bien merece esta generación. Y es que los de Scariolo demostraron una vez más que a orgullo no les gana nadie poniendo contra las cuerdas al Dream Team, que terminó ganando el partido por una ventaja de seis puntos (76-82).

España no pudo con el muro que plantado por DeAndre Jordan en el poste bajo ni con la amenaza de Klay Thompson desde el perímetro. El jugador de Golden State fue el máximo anotador de Estados Unidos con 22 puntos, con cuatro triples incluidos. Pau Gasol volvió a tirar del carro español y logró anotar 23 puntos a pesar de tener el gemelo resentido y de ser duda hasta última hora. Sin embargo, el jugador de los Spurs no quiso perderse la cita y, además, aprovechó para convertirse en el máximo anotador de la historia de la selección española superando a Epi.

Pese a no estar especialmente finos, los norteamericanos fueron por delante durante todo el encuentro. Poderosos en el rebote, dificultaron mucho los intentos de España por ponerse por delante en el marcador y se marcharon al final del primer cuarto ya con nueve puntos arriba (17-26). El partido parecía ponerse de cara para el Dream Team, pero nadie contaba con la locura arbitral del segundo parcial. Dos técnicas seguidas para el banquillo español a los 50 segundos daban inicio a un festival que terminaría con seis técnicas, cuatro contra de la selección nacional y dos contra los estadounidenses.

España remaba a contracorriente y se acercaba a la orilla para ponerse a tres con un triple de Rudy. Una canasta que tuvo respuesta rápida al otro lado de la cancha para que Estados Unidos se fuera seis arriba (39-45) al descanso después de un recital de Thompson. Cada vez que la diferencia rondaba los cinco puntos siempre aparecía un estadounidense para ampliar otra vez la distancia entre ambos equipos. Y eso que Kevin Durant estuvo fuera de combate durante muchos minutos, que se tuvo que quedar en el banco cargado de faltas.

Estados Unidos aparecía en el último acto con una ventaja (57-66) de nueve puntos y con las energías intactas gracias a un fondo de armario interminable. Navarro y Mirotic tomaron el relevo anotador de Gasol en el último parcial. Tiraron de arrestos y se negaron a entregar la cuchara cuando todo el mundo lo daba ya por perdido. No obstante, Estados Unidos volvió a alejar a España de la gloria olímpica, como en Los Ángeles, Pekín y Londres. Los de Scariolo pelearán por un bronce que supondría la cuarta medalla olímpica en este deporte.