Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información

Eurocopa 2016

La lista más controvertida de Del Bosque

Por Fernando GarcíaTiempo de lectura13 min
Especial Eurocopa 201608-06-2016

Con mucho que demostrar, el seleccionador Del Bosque ha dado una de las listas de convocados más controvertidas de los últimos tiempos. Tras el desastre del último Mundial y pese a defender los títulos obtenidos en 2008 y 2012, los actuales campeones cuentan aún con sus más destacadas señas de identidad, tanto en lo positivo como en lo negativo. Los descartes de última hora de Saúl e Isco, entre lo más destacado.

El juego de toque tendrá que suplir la ausencia de Xavi, el cerebro durante los años dorados de La Roja, y una renovación casi total en la punta de ataque luchará por encontrar una facilidad para el gol que la Selección no ha tenido desde las mejores campañas de Villa y Torres. El debate en la portería sigue abierto, con un De Gea en la cúspide de su carrera y un Casillas en su ocaso, y el puesto de cancerbero cuenta con un morbo añadido.

El staff técnico de España ha mantenido la base de anteriores torneos, en la que destaca la gran cantidad de jugadores formados en la cantera del Barça. De los diez internacionales que militaron en las categorías inferiores del Barcelona, solo cinco continúan en el club blaugrana. El Chelsea con tres es el segundo conjunto que más jugadores aporta, mientras que Real Madrid (Carvajal se pierde la Eurocopa por lesión), Atlético y Athletic cuentan con dos seleccionados. La lista de 23 jugadores es la siguiente: 

PORTEROS 

Iker Casillas (Oporto): El capitán y portero titular de los mayores éxitos de la Selección no atraviesa por su mejor momento, pero la confianza de Del Bosque en el mostoleño es indudable. Su presencia en la lista del seleccionador plantea una de las primeras dudas, la de si dará paso a De Gea en el once inicial, o si volverá a apostar por el veterano arquero, a pesar de la irregular temporada en la liga portuguesa. La mala actuación que cosechó en el Mundial y dar un relevo joven al equipo nacional puede pesar en su contra. 

David de Gea (Manchester United): el guardameta afincado en las islas británicas es el futuro y posiblemente presente del combinado nacional. Tras su frustrado fichaje por el Real Madrid, la actual tranquilidad en lo personal y las grandes campañas que ha cuajado con el United le colocan entre los mejores porteros del panorama mundial. Del Bosque apuesta por él para guardar la meta de la Selección en el último amistoso de La Roja y eso siempre ha significado la titularidad en el torneo oficial. 

Sergio Rico (Sevilla): El joven guardameta andaluz es uno de los porteros con más proyección de España, y su titularidad en el conjunto de Emery ha sido determinante para los títulos del conjunto hispalense. Aunque no cuenta con muchas posibilidades de jugar, su presencia en el banquillo deja bien cubierto el puesto bajo palos. 

DEFENSAS 

Sergio Ramos (Real Madrid): El defensa de Camas es titular indiscutible. Su físico, clase y veteranía con el combinado nacional le dan galones para ello. El inicio de campaña fue irregular, pero superado ese bache de juego ha sido decisivo para la obtención de la undécima para el Madrid. Su seriedad defensiva y su capacidad de llegada le hace fundamental en el esquema de Del Bosque, aunque deberá tener cuidado con las tarjetas. En partidos oficiales siempre cumple. 

Gerard Piqué (Barcelona): Junto con Ramos conforma, a pesar de la reciente derrota ante la débil Georgia, posiblemente la dupla de centrales más fiable del continente. El catalán ha cuajado una gran temporada, lejos de escándalos vividos en años anteriores, y al igual que el madridista, aporta tanto en defensa como en ataque y da un plus en la salida controlada de balón desde la zaga. En el juego aéreo destaca su capacidad goleadora a balón parado. Su personalidad controvertida y los pitos recibidos por parte de los aficionados de La Roja no debería influir en su actuación, más aún al jugar lejos del territorio español. 

Marc Bartra (Barcelona): El central ex del Barça buscará reivindicarse en la Eurocopa. Sin minutos en el equipo de Luis Enrique, el fichaje por el Borussia Dortmund puede darle la confianza que necesita para explotar su poderoso físico y grandes cualidades que se adivinan en el catalán, pero que aún no han podido ofrecerle continuidad en su juego. Su presencia en la lista destaca, pese a que no fue un jugador importante esta temporada y a las ausencias de jugadores como Saúl, Isco, Mata o Gabi, pero Del Bosque quería a dos por puesto, y Bartra no tendrá problemas de ego si su papel se limita a recambio de emergencia. 

Mikel San José (Athletic): Su polivalencia, tanto defensiva como en el ataque, han convencido al equipo técnico de la Selección. Puede jugar de defensa central o de medio centro con igual solvencia, lo que le hace un recambio ideal para un combinado que cuenta con muchos partidos en sus piernas. Aunque en la presente temporada no ha tenido tanto protagonismo como en la pasada de cara al gol, su capacidad anotadora aporta un plus a su juego de cierre defensivo. 

Juanfran Torres (Atlético): uno de los laterales derechos más contundentes del momento, ataca y defiende con la misma intensidad. El jugador del Atleti ha cuajado una gran temporada, y a pesar del fallo en el último penalti de la final de la Champions, la sonrisa ha regresado a su paso por el combinado nacional. La banda derecha podría tener su nombre. 

César Azpilicueta (Chelsea): Esfuerzo, capacidad de lucha y profesionalidad. Así se puede definir el juego del polivalente lateral –juega con igual solvencia en ambas bandas-, del que Mourinho dijo que “un equipo con once Azpilicuetas podríamos ganar la Liga de Campeones”, dando relevancia a su capacidad de sacrificio. Pese a la decepcionante campaña de los ingleses, su juego ha convencido a Del Bosque, aunque su posición es una de las más caras del combinado nacional. 

Jordi Alba (Barcelona): Rápido y con gran capacidad de ataque, el del Barça ha sido el dueño de la banda izquierda de España desde que maravillase con su actuación en la anterior Eurocopa. Pese a algunas carencias defensivas, sobre todo de concentración, el de Hospitalet parte con ventaja para el puesto de carrilero. 

Héctor Bellerín (Arsenal): Uno de los jugadores jóvenes con mayor progresión de España, su gran campaña con los Gunners (está en el mejor once de la Premier) ha llamado la atención del seleccionador. Rápido y contundente desde la banda izquierda, a sus 21 años su juego aún no ha tocado techo. Aunque en principio no iba a estar en la lista definitiva, la lesión de Carvajal le ha dado su primera oportunidad con la absoluta. 

CENTROCAMPISTAS

Sergio Busquets (Barcelona): Si hay un titular indiscutible para Del Bosque, ese es Busquets. Su calidad, su control en el centro del campo y sus ayudas defensivas hacen de él un jugador determinante, a pesar de jugar lejos del gol. Pocos dudan de que sea el mejor mundial en su puesto, y lo es desde hace tanto tiempo que a veces hace olvidar que con sus 27 años, será un referente en España durante muchos más años. No hay fisuras en el juego del pivote de la Selección, y su nivel roza siempre la excelencia, aunque este año ha sufrido algún problema físico. El seleccionador construye su once alrededor del de Sabadell, y ‘Busi’ nunca le defrauda. 

Bruno Soriano (Villarreal): El veterano jugador del Villareal ha cuajado unas últimas temporadas a muy alto nivel. Es el recambio natural de Busquets y el seleccionador no ha descartado su posible presencia entre los titulares si adopta un esquema de doble pivote. Su convocatoria no está ausente de polémica, ya que gran parte de la afición española veía con más posibilidades al centrocampista del Atleti Gabi, que no es del agrado de Del Bosque. 

Koke Resurrección (Atlético): Talento y esfuerzo definen el juego del rojiblanco, que pese a haber estado por debajo de su nivel al comienzo de la temporada, ha recuperado sensaciones en la recta final. Su ausencia en el once inicial del pasado Mundial fue una de las mayores críticas recibidas a las alineaciones de Del Bosque, que podría enmendarlo otorgándole el mando de la línea de creación Española en la Eurocopa. 

Thiago Alcántara (Bayern): Gran organizador, buen toque y con gol, el hispano-brasileño tiene talento de sobra. El joven centrocampista se perdió las últimas citas de selecciones por lesión, y tampoco ha podido disputar muchos encuentros con los de Guardiola en Alemania, pero si el físico le responde siempre es determinante. Sin duda aprovechará cada minuto para recuperar sensaciones y consolidarse como el jugador importante que siempre estuvo llamado a ser. 

Andrés Iniesta (Barcelona): Es el talento de la Selección. Pocos jugadores tienen su capacidad de regate y desborde, y pese a su poca capacidad goleadora, es una pesadilla para las defensas contrarias. Su temporada ha sido de diez, incluso en el momento del bache del Barça, y las sempiternas lesiones que le han acompañado en su carrera parecen ser cosa del pasado. El de Fuentealbilla ha podido cuajar su mejor campaña a nivel individual, y ganar la Eurocopa sería el broche perfecto. Su puesto en el once parece asegurado. 

David Silva (Manchester City): Del Bosque ya ha demostrado que confía en el jugador Citizens para jugar de centrocampista ofensivo y de falso delantero. Su capacidad de ataque es indudable, pero la campaña de los jugadores españoles que militan en clubs británicos no ha destacado en la presente temporada. El canario no suele defraudar en su cita con España, y el seleccionador le suele tener en mente para sus onces titulares. 

Pedro Rodríguez (Chelsea): Rápido en banda y con un claro olfato goleador cuando llega desde atrás, si algo ha caracterizado al canario es la capacidad de aprovechar los minutos con los que ha contado. Su campaña con el Chelsea no ha sido de las mejores, pero cuando juega con España siempre aporta, y es ese jugador diferente capaz de romper el estilo de toque para encarar la portería rival. 

Cesc Fàbregas (Chelsea): De lo poco salvable del Chelsea de esta temporada, su campaña ha ido de menos a más. Este centrocampista ofensivo polivalente destaca por su capacidad de adaptarse a las necesidades del seleccionador que incluso ha optado por él como opción principal del ataque. Toca, asiste y marca, Fàbregas cuenta con la total confianza de Del Bosque. 

DELANTEROS 

Aritz Aduriz (Athletic): La presencia del delantero bilbaíno es un premio para una carrera que sólo ha hecho crecer con el tiempo y que ha encontrado su momento cumbre a los 35 años. Quizás el más claro delantero centro de la Selección, poderoso en el juego aéreo y guerrero durante los noventa minutos, ha obtenido el galardón de máximo goleador nacional en la Liga BBVA por segundo año consecutivo. Su puesto es el que más dudas desata, y su presencia en el equipo titular podría cubrir los problemas con el gol de los que siempre ha adolecido el combinado español. 

Álvaro Morata (Juventus): El delantero de España desde categorías inferiores, el ex madridista ha encontrado en la Juventus su mejor juego y puede ser determinante por primera vez en el combinado absoluto. Los grandes de Europa se lo rifan y su capacidad anotadora es innegable, aunque aún le falta un plus para ser uno de los killers mundiales. Del Bosque confía en el punta, del que ha dicho que “tiene todo para ser un grande”. Aunque sufre un pequeño edema en la musculatura isquiotibial que deja dudas al seleccionador para la alineación de los primeros encuentros, la lesión no debería ser impedimento para que brille en el torneo continental. 

Nolito (Celta): Desborde, trabajo y cabeza fría caracterizan a este delantero que funciona bien como referencia y mejor como segunda punta. No es el más goleador en el ataque español, pero su capacidad para romper defensas y asistir puede ser el desatascador para el a veces denso juego español. Sus últimos goles con La Roja le colocan como quizás el jugador que llega más en forma a la cita europea. 

Lucas Vázquez (Real Madrid): su gran final de temporada ha hecho que, sin haber acudido a ninguna convocatoria anterior de la Selección, se haya ganado un puesto entre los 23 con los que contaba Del Bosque. Velocidad, desborde por la banda e intensidad desde el banquillo hacen de él un revulsivo que recuerda a otro de sus compañeros con España, el canario Pedro. Deberá aprovechar sus minutos si quiere ganarse un puesto y responder a los que critican que su presencia en el combinado haya dejado fuera a otros jugadores con más nombre y pasado como internacional. 

La controversia por las grandes ausencias de España 

Pese a que Vicente del Bosque siempre ha destacado por algunas peculiaridades a la hora de convocar a jugadores para los grandes torneos, la presente lista de 23 puede haber sido la que más detractores ha encontrado. La aportación de algunos internacionales que no han contado con minutos en sus equipos y la ausencia de nombres destacados ha creado polémica en torno a la convocatoria para la Eurocopa que se celebrará en Francia. 

A la baja obligada de Carvajal, lesionado, se suman otras más sorprendentes. De la lista preliminar de 25 que dio el seleccionador se caían Saúl e Isco. El ‘Golden Boy’ no ha tenido su mejor temporada, y la falta de continuidad le ha dejado fuera de la Euro. La ausencia del Atlético ha sido inesperada, ya que Saúl llegaba al final de la campaña a un gran nivel de forma, siendo posiblemente el jugador rojiblanco que más en forma se encontraba. 

Otros dos componentes del Atleti se han bajado del tren de la Eurocopa, o mejor dicho, nunca se subieron. Fernando Torres dejó de contar para el seleccionador hace tiempo, y el desencanto entre ambos ha podido pesar para no ser seleccionado, pese a su final de temporada a un alto nivel anotador. Gabi por su parte nunca ha contado para el plantel técnico nacional. Fundamental en el esquema de Simeone, su juego a veces brusco, su edad (32 años, aunque más joven que Aduriz) y posiblemente el asunto judicial que aún tiene pendiente de su etapa en el Zaragoza pueden haber decantado la decisión de Del Bosque, al que no le gusta determinados comportamientos extradeportivos. La misma razón puede haber sido determinante para que Diego Costa no esté en la lista, más famoso últimamente por su comportamiento agresivo que por sus goles. 

La no inclusión de Paco Alcácer destaca, ya que el delantero del Valencia había sido referente en el ataque de la fase de clasificación para la Eurocopa, donde respondió a esta confianza con goles. Su irregularidad en el conjunto Che ha terminado por descartarle, en un ataque con muchos aspirantes pero sin un claro dominador. 

De los habituales para Del Bosque, Mata no ha llegado con la suficiente forma física después de estar casi toda la campaña lesionado. Mario tampoco ha convencido finalmente al seleccionador y los pocos minutos de Nacho y Javi Martínez han impedido que jueguen en el torneo galo, aunque Bartra y Thiago, en unas situaciones similares, sí son del agrado del salmantino.