UNA SEGUNDA MADRE (Anna Muylaert, XXII)

Poder y lealtad

Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar

Una segunda madre

Director: Anna Muylaert

Actores: Regina Casé, Camila Márdila, Karine Teles, Lourenço Mutarelli, Michel Joelsas, H

Género: Drama

Duración: 110 min.

País: Brasil

Año: XXII

Una película que nos cuenta la realidad de madres e hijos, de la migración para dar una vida mejor a los hijos, unos estudios y un trabajo estable. Estas son algunas de las cosas que nos plantea el film y que nos hace entender el esfuerzo que supone para una madre dejarlo todo por su hijo, incluso a su propio hijo.

La diferenciación de clases, el poder, la lealtad y la libertad de ser quien quieras es lo que nos demuestra Anna Muylaert en su película. Como Val cambia, como todo puede cambiar si la persona se lo propone. Un mundo movido por dinero donde todo no se puede comprar, el amor, como demuestra la relación de Val (Regina Casé) y Fabinho (Michel Joelsas) al que Val ve como un hijo o la inteligencia y esfuerzo de la hija de Val, Jéssica (Camila Mardila), que cambia todo con su llegada, el orden establecido en la casa y las relaciones en la misma.

Con este personaje aparece la labor de empoderamiento que realiza la escuela de pedagogía crítica seguidora de Paulo Freire. Incluso la joven, en un momento de la película, cita al maestro que introduce esos planteamientos políticos en su educación. De este modo la educación se descubre como defensora y lo que cabe destacar en esta película es que se ha elegido a una chica para representar esa liberación. La línea de opresión que pasa de madres a hijas, se corta con esta oportunidad que se ofrece a la joven y que en este caso no deja pasar.

Asimismo, Anna Muylaert como directora y Regina Casé como actriz protagonista pasan a ser símbolos del cine. La directora brasileña ha dirigido una película tierna, esperanzadora, social, profunda, contando con el papel estelar de Regina Casé. Esta actriz transmite una energía y una felicidad única, tiene unos planos míticos difíciles de olvidar como los de la piscina. Divertida, tierna, simpática, correcta e inolvidable, así es como podemos definir a Val en este film.

Una puesta en escena cuidada y con muchos detalles, esta película nos muestra solo con la decoración la diferenciación de clases y jerarquía en la casa. Pero, además, nos enseña que al final, todos somos iguales e independientemente del dinero o el poder, el ser humano necesita cariño y atención como se nos muestra en la escena en la cual Fabinho duerme con Val, porque para él es como su madre.

Una película con papeles principales para mujeres, donde se nos muestra la problemática de ser mujer en algunas situaciones y según la jerarquía social. Ensalza el valor de la educación y la sostenibilidad familiar desde un punto de vista tierno y divertido.

Estrenos | Más Películas
pinga02 728x90
Síguenos en Facebook y Twitter
© 1997-2021 AGD y LaSemana.es
¿Quiénes somos? | Contratar publicidad