Primer aniversario como presidente

Trump, en 12 meses

Es difícil resumir el primer año de un presidente, en general. Más todavía si se trata del conocido y polémico presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Inmigración, negocios y defensa del país por encima de todo y de todos son algunas de las luces y sombras de su mandato. En datos, obtuvo más de 62 millones de votos y cuenta con alrededor de 80 millones de seguidores en las redes sociales. Pero en historias, ¿cuáles han sido los hitos de los primeros 12 meses de Trump?

20-01-2018
Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar

El 20 de enero de 2017 será recordado como el día en el que fue investido el 45º presidente de Estados Unidos. Tan solo tres días después de que fuera oficial, Donald Trump anunció la salida del país del Acuerdo del Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

Inauguración del mandato de Donald Trump. Foto: Twitter POTUS
Se firmó en 2016 con la idea de formar una gran cooperación entre los 12 países suscritos que conforman el 40% de la economía mundial. La salida del acuerdo era una de las promesas electorales del presidente. A principios de febrero, Donald Trump designaba al juez Neil Gorsuch como candidato a la Corte Suprema. El Senado aprobó la candidatura en abril de 2017, con 54 votos a favor y 45 en contra. La elección tuvo su particular análisis porque las Cortes modificaron ligeramente el proceso de selección para hacer el nombramiento más sencillo. Antes, se necesitaba una mayoría de 60 votos de los 100 que tenía la Cámara. Sin embargo, a partir de este momento, basta una mayoría simple para aprobar los nombramientos al Supremo.

Los primeros 12 meses de Donald Trump han estado marcados por los continuos ataques a la prensa. Ejemplo de ello es su ausencia en la particular y tradicional cena anual de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca. La noticia de su ausencia a la cena de febrero la comunicó a través de un tuit ese mismo día. Curioso es señalar que, nueve días antes, el presidente había publicado otro mensaje en la misma red social calificando a los periodistas como “los enemigos del pueblo americano”.

Febrero estuvo cargado de la elección de nuevos puestos, ya que Trump iba formando poco a poco un equipo que posteriormente ocuparía páginas de información por las idas y venidas del Gabinete. En ese mes, se designó a la nueva secretaria de Educación, Betsy Devos; tomó posesión el nuevo fiscal general, Jeff Sessions; se anunció el nuevo administrador en la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), Scott Pruitt; y se instaló en el cargo el nuevo asesor de Seguridad Nacional, el general H.R. McMaster. También hubo bajas, en concreto la del secretario de Trabajo, Andrew Puzder, que retiró su candidatura al puesto tras no poder garantizar su confirmación en el Senado.

En la dimensión mundial, se reunió en la Torre Trump con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, el primer líder internacional en verse con el presidente electo de Estados Unidos. El líder nipón aseguró tras la conversación que ambos países pensaban en el desarrollo de la zona Asia-Pacífico y que sin una confianza previa en el otro no podría prosperar ningún tipo de acuerdo, por lo que consideraba al estadounidense un líder "de confianza".

Donald Trump también se encontró con el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu. Entre los puntos a tratar se encontraba la situación de Irán, Siria y el conflicto israelí-palestino. Ambos líderes apostaron por el acercamiento de sus posiciones tras las políticas de los años de Barack Obama. Ejemplo de este acercamiento es el hecho de que el presidente electo reconoció, en diciembre de 2017, Jerusalén como la capital de Israel.

Donald Trump, en la gira por Asia. Foto: Twitter Casa Blanca
En el ámbito español, Mariano Rajoy y Donald Trump tuvieron su primera conversación vía telefónica. Ya hablaron en diciembre de 2016, pero esta era la primera vez tras la toma de posesión del presidente estadounidense. La llamada, de aproximadamente 15 minutos, estuvo centrada en los asuntos más significativos de aquel mes: el desarrollo europeo, la lucha contra el Daesh y la cumbre de la OTAN de mayo de 2017, mes en el que se conocerían ambos mandatarios.

Con marzo llegaba la primavera y florecía de nuevo el discurso y lema de Trump: "Make America great again" (Hagamos América grande otra vez). Para ello, no dudó en arremeter contra la antigua legislatura de Obama y criticó vía Twitter la deuda que había dejado su Gobierno de ocho años, así como continuó su lucha en contra del Obamacare. Sin embargo, retiró la ley sanitaria contra el proyecto del expresidente porque no consiguió los apoyos necesarios. Uno de sus objetivos y promesas electorales era la revocación de la Ley para la Protección de Pacientes y Cuidados de la Salud Asequibles. En otras palabras, revocar el Obamacare, la reforma firmada por el antiguo presidente Barack Obama que ampliaba la cobertura sanitaria de los ciudadanos.

En enero, Trump ya firmó un decreto en el que las agencias gubernamentales podían ignorar o dejar de implementar algunos aspectos de la reforma. En febrero, el Senado estadounidense echó para atrás la ley que quería desarrollar el presidente. En julio, la presentaron al Senado pero ganó el no: no se iba a revocar el Obamacare.

La semilla de la duda sobre la relación entre el Kremlin ruso y la Casa Blanca
estadounidense comenzaba a arraigar. El punto de mira estaba en la pregunta sobre si Rusia habría influido en las elecciones estadounidenses a favor de Trump.
También actuó desmantelando medidas de política medioambiental. En la orden ejecutiva firmada por el presidente Trump, se pretendía generar empleo con la producción energética de carbón. Supone creación de empleo, pero costes para la calidad del aire y la naturaleza.

Este fue solo un acto más sobre la creencia de Donald Trump de la no existencia del cambio climático. Con esta firma, prescindió del Plan de Acción con el que Obama planeaba reducir un 30% las emisiones de gas de efecto invernadero para el año 2030.
En el mes de abril, Donald Trump se reunió con el presidente de Egipto, Al Sisi, con el Rey de Jordania, Abdalá II, y con el presidente de China, Xi Jinping.

Donald Trump com Xi Jingping. Foto: Twitter POTUS
También se conoció el impulso por parte de Estados Unidos de un bombardeo contra el régimen sirio en represalia por un ataque con armas químicas anterior que acabó con la vida de 86 personas, 30 de ellas niños. Esta era la primera intervención directa de Washington contra el Gobierno de Bashar al Asad.

Mayo fue un mes de convulsión informativa dentro y fuera de las fronteras estadounidenses. En el quinto mes del año, Trump asistió a la cumbre de la OTAN, inició su primera gira internacional –visitó Arabia Saudí, Israel, Palestina, el Vaticano, Bélgica e Italia-, tuvo un encuentro con el Papa Francisco, destituyó al director del FBI y coincidió con el presidente español, Mariano Rajoy. En su encuentro, el jefe de Gobierno de España aseguró en un tuit que ambos países "colaboran para garantizar la seguridad y el bienestar".

En cuanto a la cumbre de la OTAN, varias fueron las noticias que ocuparon portadas sobre el presidente de EEUU. Se inauguró un monumento en Bruselas en conmemoración a las víctimas del 11-S y en las redes sociales se hizo viral un vídeo en el que Trump desea aparecer en primera fila en la foto con sus colegas. En el encuentro con la Alianza, el discurso del presidente se consideró “agresivo” por parte de los analistas, ya que comenzó calificando anteriormente a la OTAN como “obsoleta”.

En junio comenzaron las altas temperaturas con la entrada del verano y con la salida de Estados Unidos del Acuerdo de París contra el cambio climático. Este acuerdo, firmado por 200 países en 2015, es solo el inicio de un largo camino para paliar los daños del cambio climático. Entrará en vigor en 2020 y tiene como objetivo fijar un límite de emisiones de gases contaminantes y, además, establece un sistema de financiación para que los países menos desarrollados puedan adaptarse a los efectos del cambio climático. Como es de suponer, la salida del acuerdo de una de las potencias mundiales hace mucho más difícil conseguir los objetivos y confiar en el texto firmado.


Donald Trump con Mariano Rajoy. Foto: Twitter Mariano Rajoy
El mandatario norteamericano, cumpliendo una de sus promesas electorales, declaró que este convenio es "desventajoso" para el país en el que gobierna. Su salida también tiene como objetivo poner en marcha todas las formas de energía de EEUU, creando así puestos de trabajo para "volver a hacer Estados Unidos magnífico de nuevo". Esta decisión también tiene que ver con el escepticismo de Trump frente al cambio climático, al que considera "un invento".

El cómo saldrá también influye. Existe un apartado en el acuerdo que indica que una de las partes podrá solicitar salir de la alianza cuando pasen tres años de la firma. En este caso, no podrá solicitarlo hasta noviembre de 2019, puesto que el convenio internacional entró en vigor el 4 de noviembre de 2016. Se haría efectiva su salida en noviembre de 2020, un año después de la solicitud, tal y como indica el artículo que contempla la salida de los países.

De América del Norte a Hamburgo, Alemania, Europa. Fue la ciudad que acogió la cumbre del G20 durante el mes de julio de 2017. El Grupo de los 20 tuvo como temas claves de su encuentro la lucha contra el cambio climático y el desarrollo de un comercio que enmarque a todas las potencias. Sin embargo, Trump se ha posicionado en la opinión contraria a la gran mayoría de países. No cree en el cambio climático y defiende una política proteccionista en su "America First" (América primero).


Donald Trump en el Día de Acción de Gracias. Foto: Twitter White House
El foco también estuvo puesto en el primer cara a cara entre el presidente ruso, Vladímir Putin, y Donald Trump, quien también se reunió con su homólogo en México, Enrique Peña Nieto. Tras el encuentro, la anfitriona del evento y canciller alemana, Angela Merkel, afirmó estar satisfecha con los resultados, a pesar de la falta de consenso.

Agosto es, por antonomasia, el mes –casi- general de las vacaciones. Como no podía ser de otra manera, Donald Trump también se encargó de descansar durante 17 días en su campo de golf de Bedminster, en Nueva Jersey.

El nuevo curso escolar comenzaba en septiembre de la mano de la polémica sobre la inmigración encabezada por el presidente estadounidense. El Gobierno estadounidense revocó la política del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que protegía de la deportación a miles de indocumentados y que fue puesto en marcha por Barack Obama.

Actualmente, el número de inscritos alcanza los 750.000 jóvenes. Sin embargo, este plan migratorio no ofrece un estatus legal permanente ni supone ningún paso para obtener la ciudadanía estadounidense. Tal y como explica BBC Mundo en esta noticia, al perder los beneficios de DACA y si no llegase a haber una legislación aprobada en el Congreso en los próximos seis meses, más de 750.000 personas perderían la protección de ser deportados con la que cuentan actualmente.

En lo referido a la inmigración, también a lo largo de sus primeros 365 días ha ido posicionándose en contra de la inmigración ilegal, poniendo trabas en las fronteras y exigiendo requisitos para entrar al país. Prueba de ello son sus declaraciones tras algunos de los atentados ocurridos en 2017, que el presidente utilizaba a favor de su discurso sobre la peligrosidad de la inmigración.

En octubre, mientras se caían las hojas de los árboles con el asentamiento del otoño, se elevaba la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos. El conflicto entre Trump y Kim Jong-un ya se observaba desde meses anteriores, pero en octubre tuvo su particular grado de tensión. Ambos mandatarios se intercambiaron declaraciones beligerantes y el mandatario estadounidense llegó a amenazar con “destruir totalmente” el país asiático. Por la parte de Corea del Norte, el hermético país se encuentra en un ensayo militar constante. Prueba de ello son los lanzamientos de misiles y los tests nucleares que lleva a cabo en su territorio.


Donald Trump. Foto: Twitter POTUS
En noviembre de 2017, se cumplían 365 días desde que se celebraron los comicios que hicieron ganador al empresario. Un año después de su llegada a la Casa Blanca, dedicó 11 días a una gira internacional por Asia, donde visitó Japón, Corea del Sur, China, Vietnam y Filipinas, entre el 3 y el 14 de noviembre. Este viaje es parte de los esfuerzos de Estados Unidos para enfrentar la amenaza creciente de Corea del Norte.

En el undécimo mes del año también se celebra Acción de Gracias y, en la festividad, el presidente no perdió la oportunidad de tender la mano a los americanos para desear paz y prosperidad. Los ciudadanos, los más contentos con las políticas del presidente, aprovecharon para dar gracias también al presidente en su primer año por la creación de empleo y la defensa de América, tal y como recoge la web LaEraDeTrump.com

Al último mes del año, diciembre, lo caracteriza la reducción de horas de sol hasta el solsticio de invierno, la noche más larga. Reducidos también los impuestos tras la aprobación del Senado estadounidense de la reforma fiscal, centrada en dar más poder adquisitivo a la clase media y estimular el crecimiento de la economía y el empleo. En números, el impuesto de sociedades será de un 20% y no de un 35%, como hasta el día de la aprobación de la ley. Esta fue aprobada por poco margen, 51% a favor y 49% en contra. Pero el objetivo final de las reformas es fomentar la creación de empleos para volver a hacer América grande de nuevo. Porque con un año no es suficiente para alcanzar tal logro.

Este 20 de enero de 2018, hace 12 meses que Donald Trump llegó a la Casa Blanca con un discurso defensor de América por los ángulos que se mire. Cuatro estaciones, 52 semanas, 12 lunas llenas, 525.600 minutos... Un millón de historias que dan para muchas noticias, debates y polémicas sobre una sola persona con un Gabinete peculiar. Trump no dejará de ser el foco de atención y todavía le quedan ases en la manga para seguir sorprendiendo

  • BLOG DE DEPORTES

    Nacho Martínez

    Piqué, tú no eres la víctima

  • Síguenos en Facebook y Twitter
    © 1997-2018 AGD y LaSemana.es
    ¿Quiénes somos? | Contratar publicidad