Querido ultra,

27-10-2011
Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar Comentar este artículoComentar

Uno lleva una semana sentado escuchándole sin acabar de dar crédito.
Le leo, mayoritariamente, bastante inquieto. Nadie esperaba que diera saltos de alegría después de los ocho años que nos ha hecho pasar con su discurso apocalíptico. No ha caído en el olvido cuál era su caballo de batalla en los años previos al estallido de la burbuja económica y financiera: el España se rompe, las conspiraciones, las cesiones a ETA, los perversos nacionalistas.
Mientras el sistema se iba a la mierda, usted estaba a otras cosas. A las suyas.
No esparaba -decía- grandes expresiones de júbilo, pero desde luego no creía uno que este estado de ánimo suyo fuera a ser tan negativo. El paso que se ha dado como país hacia el fin definitivo del terrorismo debería ser suficiente para, al menos, esbozar un gesto de esperanza de cara al futuro. No hablo de operetas políticas de llantos y abrazos, hablo de responsabilidad a la hora de plantear, entre todos, los siguientes objetivos.
Se empeña en el tremendismo y en palabras que -honestamente- resuenan a venganza, cuando nadie se olvida de todos los muertos que dejamos en décadas de asesinatos. Pedirán perdón todos -nosotros, vosotros y ellos- por tantos años de desconfianza mutua, de pulso político y armado, pero todavía tardaremos mucho tiempo en restañar todas las heridas.
Así que puede darse un pequeño respiro y relajar el puño. Al fin y al cabo, se acerca un gobierno largo de un tipo que maneja los asuntos de la política -que nos empeñamos en que sean cada vez más- con la misma mano que lo haría usted.
Bien mirado, la pelota está más en su tejado que en el de esa izquierda desnortada -por inconsecuente y torpe en la gestión económica- que se adivina tendremos durante los próximos años. Quizá en lugar de pegar voces debería sentarse usted a pensar; pero claro eso sería mucho esperar de una hinchada como la suya.

Miguel Martorell

Colaborador de LaSemana.es desde 2003

Jefe de Sección en Europa Press

Autor del poemario Autócratas y de Memorias de un cualquiera

Twitter: @M_Martorell


MIS ÚLTIMOS POSTS:
  • Francisco y el lobby homosexual 12-06-2013
  • No hay respeto 20-03-2013
  • Da igual 20-02-2013
  • Cómplices en Calabria 06-02-2013
  • El arte absolverá 14-12-2012
  • Síguenos en Facebook y Twitter
    © 1997-2017 AGD y LaSemana.es
    ¿Quiénes somos? | Contratar publicidad