Cine

Coco, una fiesta animada
entre la vida y la muerte

01-12-2017
Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar

El día de los muertos de México ha sido siempre uno de los eventos que más turistas han acercado a la Península del Yucatán. Tal vez porque solo los mexicanos son capaces de hacer de la muerte algo alegre, sin resultar políticamente incorrectos. El amor y el entusiasmo de sus celebraciones ese día, hacen que por unas horas el país centroamericano se llene de colores vivos y calaveras pintadas.


Como si no se tratara ya de una tradición lo suficientemente animada, Pixar ha logrado retratar el color y los valores de esta tradición en su nueva película, Coco, que ha dado mucho que hablar desde su primera emisión en el Festival Internacional de Cine de Morelia (México). A la mayoría de los mexicanos no les hizo mucha gracia que fueran una productora y un equipo estadounidense los encargados de llevar a los cines una de sus fiestas tradicionales más importantes. Actores, cineastas y productores del país se negaron a acudir a la premier por respeto a su cultura, consideraron una ofensa que fuese la elegida para la gran apertura del festival mexicano.


Coco llega a los cines este viernes (1 de diciembre). La historia detrás del filme rompe un poco con los esquemas del prototipo de familia tradicional mexicana, los Rivera censuran la música, la creen maldita y no quieren tener nada que ver con ella. Salvo Miguel, el pequeño de la familia y verdadero protagonista de la última apuesta de Pixar. Este “chaparrito” sueña con convertirse en leyenda musical, pero para ello debe enfrentarse a su familia, que no le deja cantar ni tocar la guitarra. Esta melomanía llevará a Miguel a adentrarse en el mundo de los muertos, como en su momento hizo el Victor Van Dort de Tim Burton en La novia cadáver, pero de una forma menos lúgubre. Miguel tendrá que elegir entre volver al mundo de los vivos con su familia o quedarse para siempre entre los muertos.

Solo dos producciones de Pixar al año. Es a lo que la productora estadounidense tiene acostumbrado a su público. Este año Cars 3 completa su apuesta, y a pesar de la polémica inicial detrás de Coco, parece que ha salido ganando, ha conseguido 21 millones de espectadores solo en México.


Todos los dibujos de Pixar tienen algo en común, no son solo para niños, son películas para todos los públicos que han llegado a hacer llorar a más de un adulto. Esconden valores, lecciones de vida e incluso filosofía. Pixar destaca entre los dibujos animados sobre todo por el trasfondo de sus argumentos. Toy Story demostró que "nunca se es demasiado mayor para jugar con muñecos", Monstruos S.A. que "la risa más fuerte es el miedo", Los Increíbles que "la familia nos hace más fuerte", Wall-e y Nemo fueron auténticas historias sobre la esperanza y Al revés enseñó a los niños a apreciar los pequeños momentos de alegría. Coco habla de vivir el momento y de la importancia de los valores familiares.


Revista de Libros
Novedades Literarias
  • Cómo enamorarte de un hombre que vive debajo...
  • En defensa de la Ilustración
  • Crisantemo blanco
  • Hijo único
  • ¿Estás dormida?
  • El pequeño libro de la superación personal 2
  • pinga02 728x90
    Síguenos en Facebook y Twitter
    © 1997-2019 AGD y LaSemana.es
    ¿Quiénes somos? | Contratar publicidad