Especial Eurocopa 2012

ESPAÑA INTENTA REVALIDAR EL TÍTULO DE CAMPEÓN DE EUROPA

No hay dos sin tres

Dieciséis selecciones luchan este verano por intentar entrar en la historia, ansiosos por escribir su nombre en ella y engrandecer el de su nación. Pero sólo España puede marcar una etapa, batir todos los récords y quedar como la mejor generación de futbolistas conocida hasta el momento. Defiende al mismo tiempo título europeo y prestigio mundial.

| Fotos: Uefa/Getty images
05-06-2012
Comentar este artículoComentar Imprimir este artículoImprimir Enviar este artículoEnviar

Gráfico con la evolución de España en las anteriores ediciones de la Eurocopa

Sabedores de que es extremadamente difícil conseguir de manera consecutiva Eurocopa, Mundial y Eurocopa, los jugadores nacionales se dejarán la piel porque son conscientes de que la victoria de 23 jugadores y un cuerpo técnico es la alegría y la pasión de millones de personas. Hay equipo, calidad y confianza para volver a ganar el título continental. Sería el tercero para España y, como suele decirse, no hay dos sin tres.


La expedición española posa delante del avión antes de iniciar viaje a Polonia
De los equipos que están presentes en Polonia y Ucrania sólo Alemania, Francia y España han ganado consecutivamente Eurocopa y Mundial o viceversa, pero la Selección nacional tiene ante sí el reto de conseguir la triple corona y en ello están puestas todas las aspiraciones de los españoles. Porque el país se ve capaz, porque ve en los futbolistas que le representan una generación irrepetible, inigualable, única y genial. Hasta llegar a tener este sentimiento han pasado muchos años, muchos sufrimientos y reveses, y algunas alegrías también. Porque no hay que olvidar de dónde se viene, porque los goles de hoy son fruto de un pasado concreto.

INICIO EXITOSO

Desde que en 1960 se cumplió por primera vez el deseo de Henri Delauny de organizar un campeonato de selecciones continental, España ha tenido sus momentos buenos y sus momentos malos como cualquier otro equipo participante. La primera vez que se celebró el campeonato, la selección española se retiró de la competición por motivos políticos, por lo que la URSS, conjunto que acabaría ganando la Eurocopa, se metió sin jugar en la fase final. Nadie sabe qué hubiera pasado si España hubiera seguido en el torneo pero la realidad es que el equipo nacional estaba plagado de grandes jugadores liderados por Alfredo Di Stefano y Luis Suárez, quien cuatro años más tarde ganaría el título.


Los jugadores de la Selección en 1964 celebran el título nada más ganar la Eurocopa
El remate más famoso de España hasta el toque sutil de Torres y la volea de Iniesta fue durante 44 años el maravilloso escorzo de Marcelino para cabecear el balón en una posición inverosímil y dar al conjunto nacional su primera Eurocopa. Lev Yashin, la Araña Negra de la URSS, no pudo hacer nada para que la selección española levantara el título en el césped del Santiago Bernabéu. De aquel éxito ha vivido La Roja hasta hace bien poco. No fue, como diría más adelante el mítico Luis Suárez, la mejor generación de jugadores que ha dado el país, pero sí el mejor equipo. Al menos hasta casi nuestros días.

Con la seguridad de Iribar en la portería y la solvencia de jugadores como Zoco en defensa, aquella selección se servía del talento de Luis Suárez para dirigir a un equipo con jugadores notables como Amancio, Pereda, Marcelino o Lapetra hacia la gloria. Sólo cuatro años después de haberse negado, por orden directa de Franco, a jugar contra la URSS, España se encontró de nuevo con el combinado soviético. Esta vez el arma propagandística era demasiado apetecible para ausentarse. En casa, y ante miles de aficionados españoles, el equipo de José Villalonga no desaprovechó su oportunidad.


Arconada, villano de España en la final de 1984 ante Francia, había sido el héroe en semifinales con este paradón
LA GRAN FRUSTRACIÓN

Doce años tuvo que esperar el combinado español para volver a disputar una Eurocopa después del gran éxito del 64, y cuatro años más para volver a plantarse en la final. En la edición de Francia de 1984, Michel Platini arrebató la gloria a España. La selección gala conquistó su primer gran torneo ante su público gracias al talento del centrocampista de la Juventus que fue el máximo goleador de la competición. La selección española sorprendió a todo el mundo, nadie la daba como posible aspirante al título y más habiendo fracasado dos años antes en su Mundial.

La final se disputó en el viejo estadio del Parque de los Príncipes de París. Todo se torció para España en el minuto 57, cuando Platini lanzó un libre directo tras una falta inexistente de Ricardo Gallego y el balón se le coló por debajo del cuerpo a Arconada. Muy al final del partido llegó la sentencia por mediación de Bellone, pero el mazazo lo había dado casi sin querer Platini, que se convirtió en aquel momento en un héroe; mientras que Arconada, desgraciadamente, fue villano para todos los españoles.


Los jugadores escuchan con atención a Vicente del Bosque durante un entrenamiento de la Selección
Entre los años 1996 y 2004 se empezó a forjar la leyenda que sostenía que España era incapaz de pasar de cuartos de final. Cualquier español menor de 20 años daría como cierta esta leyenda nacional tras ilusionarse cada Eurocopa con el sueño de conquistarla y viendo cómo una y otra vez La Roja volvía a fracasar. En Inglaterra, la selección cayó ante la anfitriona en la tanda de penaltis, los once metros se convirtieron en una fobia para los españoles.

En la edición del año 2000 el equipo español volvió a quedarse a las puertas de las semifinales. Quién no recuerda el penalti lanzado a las nubes por Raúl, que podía haber provocado la prórroga en el partido contra Francia. Del desastre de Portugal mejor ni hablar. Fue la Eurocopa de las sorpresas, España no pasó de la primera fase en un grupo donde estaban las dos selecciones que llegaron a la final, Grecia y Portugal.


Casillas metió a España en las semifinales de 2008 al detener este penalti a Italia
EL SUEÑO, REALIDAD

Tras tantas desilusiones y tristezas el fútbol le debía una al combinado nacional. Austria y Suiza fueron el escenario que vio de primera mano un éxito nacional después de tantos y tantos años. Luis Aragonés enseñó el camino que condujo a ese éxito, una filosofía de juego basada en el dominio y la posesión del balón que enamora a todo el mundo. El primer tramo del camino a la gloria fue la fase de grupos, en la que España no sólo ganó todos sus partidos ante Rusia, Suecia y Grecia, sino que además deslumbró con su fútbol. Sólo faltaba que España ahuyentase el fantasma de la habitual eliminación en cuartos para terminar de creérselo. El rival para cambiar la historia iba a ser Italia, siempre temible en partidos a vida o muerte. Tras unos 120 minutos llenos de tensión los penaltis esta vez dieron una alegría a España. Iker detuvo dos lanzamientos y Cesc anotó el definitivo.


Los jugadores festejaron así el triunfo ante Alemania en la final de 2008, tras derrotar a la poderosa Alemania
En semifinales, España dejó para el recuerdo el mejor partido del torneo ante la sorprendente Rusia. Había llegado el momento de La Roja, que tendría que jugarse el título en la final ante Alemania sin su goleador Villa, baja por una lesión muscular. Fernando Torres recogió el testigo y desempeñó el papel protagonista en una jugada que todo el mundo recordará: pase de Xavi en profundidad para que Torres la luche en carrera, el Niño se deshace de Lahm y, con un toque sutil por encima de Lemman, consigue poner en pie después de 44 años a toda la afición de un país volcado con el fútbol nacional. Jugaron once contra once pero los alemanes no ganaron. El 29 de junio de 2008, el Niño se convirtió en leyenda en el Prater de Viena.


Casillas levanta el trofeo de campeones tras ganar la Eurocopa en 2008
A POR LA TERCERA

Ahora, en 2012, todo el mundo espera que la historia se repita. España se presenta en Polonia y Ucrania con el cartel de selección favorita porque ella misma merecidamente se lo ha ganado, ha luchado largos años para conseguirlo y llevarlo puesto con orgullo. Para conseguir la gran gesta que tienen por delante los jugadores españoles se enfrentan en la fase de grupos a Italia, Croacia e Irlanda, rivales en principio inferiores a España pero que sin duda intentarán plantar cara al vigente campeón. Y después se pueden ver las caras con viejos conocidos, Francia e Inglaterra se encontrarían en el camino de la selección al estar en el grupo D y seguro que se pelearán por no enfrentarse contra los de Vicente del Bosque.


La afición está entusiasmada con la Eurocopa, a la que España llega como favorita
El objetivo de conseguir la tercera Eurocopa de la historia de España, dos consecutivas, y al mismo tiempo la triple corona porque han conquistado el mundo también es motivación más que suficiente para saber que los jugadores españoles lo darán todo por la causa. Todo el mundo confía en el éxito de los de Del Bosque este verano, todo el mundo espera que con el éxito futbolístico se logre bajar la prima de riesgo, que los mercados tengan confianza en el país y los inversores se animen a depositar su capital dentro de las fronteras españolas.

Que a la gente se le olvide por un momento de que está parada, que desde Galicia hasta Murcia todo el mundo se funda en un abrazo y que los niños españoles piensen que los jugadores de la Roja son superhéroes. Toda España desea demostrar a Merkel quién manda futbolísticamente en Europa.

España 4-0 Italia
Clasificación Eurocopa 2012

GRUPO APuntos
R. Checa 6
Grecia 4
Rusia 4
Polonia 2

GRUPO BPuntos
Alemania 9
Portugal 6
Dinamarca 3
Holanda 0

GRUPO CPuntos
España 7
Italia 5
Croacia 4
Irlanda 0

GRUPO DPuntos
Inglaterra 7
Francia 4
Ucrania 3
Suecia 3

Especial Eurocopa 2012
pinga02 728x90
Síguenos en Facebook y Twitter
© 1997-2019 AGD y LaSemana.es
¿Quiénes somos? | Contratar publicidad