Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

EL REDCUADRO

Gracias PSOE

Fotografía
Por Antonio BurgosTiempo de lectura4 min
Opinión12-02-2017

Menos mal que los grandes partidos se ocupan de los problemas que verdaderamente preocupan a los españoles. Por ejemplo, el PP en su congreso va a aclarar algo que nos quita el sueño a muchos: el pájaro que aparece en el escudo de la organización donde anidaban los pajarracos de la Gürtel ¿es una gaviota o es un charrán? Esperemos que, en caso de que se aclare que es charrán, lo sea en la segunda acepción del DRAE y no en la primera. La segunda es "ave marina de cuerpo grácil, parte superior de la cabeza de color negro, pico largo y afilado y cola profundamente ahorquillada". Es decir, que el charrán sale bastante bien parado en el DRAE. Lees lo de "cuerpo grácil" y te acuerdas de muchas señoras de buen ver del PP. Lo malo es como sea la segunda acepción: "Pillo, tunante". Punto en el cual sólo le falta aclarar al DRAE si el tal charrán es con puesto de vuelta al Consejo de Estado o sin ella y con o sin bigote. Y si quieren, empiezo a dar nombres de señoras de gráciles cuerpos y de pillos tunantes de los de antes, porque me imagino que habrán hecho tan buena limpia de ellos que sólo han dejado al charrán en el escudo, y no en los despachos de Génova, donde los solía haber a manojitos.

Y Podemos no le va a la zaga en la preocupación por los verdaderos problemas que abruman a los españoles. Hoy sabremos algo que también nos quita el sueño: si el Niño de la Beca manda más que el Tío de la Coleta o si viceversa. Veremos a ver a quién sacan a hombros de Vista Alegre. Con lo cual hay que tener mucho cuidado. Una vez que toreó Curro Romero en aquel recinto multiusos, adecuado como plaza de toros, Los del Río advirtieron al Faraón de Camas:

-- Ten cuidado, Curro: ni se te ocurra cortarle las dos orejas a un toro, porque esta plaza de Vista Alegre es tan rara que si te sacan por la puerta grande te llevan a hombros directamente a la planta de caballeros del Cortinglés y te sueltan en un probador.

Pero nos queda la fiel infantería del PSOE, con esa Susana Superstar deshojando la margarita de lider-esa, esa oscura golondrina. Lo que le ocurre por no comprarse margaritas de las que siempre dicen que sí. Son un poco más caras las maravillosas margaritas que siempre dicen que sí, como a ella todos los agradadores paniaguados y encarnetados que viven de su Régimen de la Junta de Andalucía. El PSOE, preocupado más que el PP y que Podemos por los verdaderos problemas que inquietan a los españoles, lo ha abordado antes de este fin de semana bicongresual, para que no quede duda, ocurra con Susana lo que tenga que pasar, como en el corrido de Pancho López. Por fin ha planteado el problema que a España traer de cabaza, para que se solucione. ¿Que ha mandado a un propio a la Casa Blanca, para convencer a Trump de que no quite el escudo de misiles de Rota, haya empleo y riqueza en la Bahía de Cádiz y los barcos de la VI Flota pasen la ITV en los astilleros de Puerto Real, dando así carga de trabajo a la capital del paro? No, eso no toca todavía para el PSOE. ¿Entonces ha sido que por fin ha dado la fórmula para que en España entera sea suprimido el confiscatorio Impuesto de Sucesiones, el que invita a los españoles ya puretones a que se gasten su dinero en jolgorios antes de palmarla, porque, si no, se lo lleva todo Hacienda y no sus hijos? No, tampoco ha sido eso. Sucesiones como impuesto revolucionario contra el ahorro familiar y contra el esfuerzo y el trabajo no va a examen todavía. Lo que sí ha planteado el PSOE, y completamente en corto y por derecho, es algo más urgente: que desentierren a Franco del Valle de los Caídos. Menos mal que el PSOE plantea lo que verdaderamente nos preocupa a los españoles. Ni paro, ni deuda, ni corrupción, ni separatismo catalán ni nada: el principal problema de España es que Franco sigue enterrado en el Valle de los Caídos. Nosotros no habíamos caído en eso. Menos mal que el PSOE lo va a solucionar.