Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

ISLAM

Las protestas contra las caricaturas de Mahoma provocan 17 muertos en Pakistán

Por Rafael GarcíaTiempo de lectura2 min
Internacional23-09-2012

La revista satírica Charlie Hebdo publica unas caricaturas de Mahoma desnudo y provoca protestas de miles de personas en países de Asia y Oriente Medio. En Pakistán los altercados entre policía y manifestantes acabaron con 17 muertos y cerca de 200 heridos.

En medio de las protestas islamistas por la película La inocencia de los musulmanes, la revista francesa Charlie Hebdo publicó unas caricaturas de Mahoma desnudo. Dichas manifestaciones en países de Asia y Oriente Medio obligaron a Estados Unidos y Francia a reforzar la seguridad de sus embajadas. Pero el país más radical fue Pakistán, donde la jornada de protestas contra el video antiislámico producido en Estados Unidos y la publicación de caricaturas de Mahoma en Francia causaron 17 muertos y 200 heridos. Además, hubo manifestaciones en Bangladesh donde miles de perosnas salieron a la calle y quemaron una imagen del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y una bandera francesa. De la misma forma, ciudadanos de iraquíes protestaron en Basora por estas imágenes al grito de "¡No a Estados Unidos! ¡No a Israel! ¡Sí al mensajero! Por ti nos sacrificamos, mensajero de Dios". Las manifestaciones se iniciaron con el video La inocencia de los musulmanes, que ridiculiza a Mahoma, pero se vieron reforzadas con la publicación de caricaturas del profeta en la revista Charlie Hebdo. Hasta el ministro de Ferrocarriles paquistaní, Ghulam Ahmad Bilour, puso precio a la cabeza del cineasta, pidiendo incluso la ayuda a la banda terrorista Al Qaeda. La ira ha unido pronto a los musulmanes de todo el mundo. Hubo manifestaciones en Kuala Lumpur (Malasia), en Yakarta (Indonesia), donde se cerraron las embajadas francesa y estadounidense; en Sri Lanka, en Bangladesh, en Teherán, en El Cairo e incluso en Alemania. En Francia, el colectivo islamista, indignado por los dibujos satíricos, solicitó al Gobierno francés manifestarse en su contra pero fue denegada. El Ministro del Interior francés, Manuel Valls, dijo que las manifestaciones estarían “prohibidas” y serían “dispersadas”. Estas declaraciones sirvieron para evitar altercados, en especial si las protestas llegaban a la sede del semanario galo donde se desplegó un fuerte dispositivo policial. Sin embargo, nada impidió que un ataque informático vetase el acceso a su web. El Consejo de Musulmanes Franceses, por su parte, calificó de agresión tanto la cinta como las caricaturas pero pidió a la comunidad musulmana no protestar, un gesto que Valls premió diciendo que “el Islam de Francia debe ser un ejemplo”. Además, un hombre de uno 44 años fue detenido por la supuesta redacción de un texto en la web que pedía la decapitación del director de Charlie Hebdo, mientras que un joven también fue arrestado después de que uno de sus familiares declarase que “él tenía intención de viajar a París para asesinar a miembros de la redacción de Charlie Hebdo