Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

CRISIS ECONÓMICA

España no cumplirá los objetivos de déficit

Por Raquel GonzálezTiempo de lectura1 min
Economía22-05-2012

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha publicado este martes su informe semestral en el que prevé que la economía española sufrirá un periodo de recesión durante dos años al no cumplir con los objetivos de déficit marcados por Bruselas. La institución considera que en 2012 el déficit, previsto en el 5,3 por ciento, alcance el 5,4 por ciento y, en 2013 se exceda en tres décimas el 3 por ciento fijado.

El informe de la OCDE estima un desequilibro presupuestario para 2012 y para el próximo año, de manera que España no conseguirá cumplir los objetivos fijados para esos ejercicios por Bruselas. Sin embargo, en el estudio no se registra la desviación conocida recientemente del déficit de las comunidades autónomas españolas, que han alzado al 8,9 por ciento el 8,5 por ciento anunciado previamente el déficit español. La OCDE estima un recorte del déficit de 4,5 por ciento para 2012 y 2,75 para 2013 pero, a pesar de los esfuerzos y de las medidas de ajuste puestas en marcha por el Gobierno, la recesión de la economía española se verá afectada por una disminución del Producto Interior Bruto (PIB) durante ambos ejercicios, estimándose una contracción del 1,6 por ciento para este año y del 0,8 por ciento para el siguiente. Esta disminución del PIB se debe al impacto de la demanda doméstica de “las medidas de consolidación fiscal y del proceso de desapalancamiento del sector privado”, según la OCDE. La institución señala que las estimaciones registradas en el informe podrían variar de forma negativa, dependiendo de la evolución de la prima de riesgo y de su efecto en los costes de financiación del sector privado. Por otra parte, la OCDE cree que la expansión del comercio internacional y la mejora de la competitividad supondrían “un crecimiento más fuerte de las exportaciones”. La tasa de desempleo en España es otro aspecto al que hace referencia la institución en el estudio. Por su parte, considera que la tasa de paro aumentará desde el 24,5 por ciento en 2012 hasta el 23,5 por ciento en 2013. La reforma laboral “sólo impulsará la creación de puestos de trabajo en el medio plazo”. Sin embargo, a corto plazo puede provocar “una caída de la confianza de los consumidores”.