Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

BODA REAL BRITÁNICA

Kate se convierte en Catalina, duquesa de Cambridge

Por Paloma BulnesTiempo de lectura2 min
Internacional29-04-0111

Catherine Elizabeth Middelton, duquesa de Cambridge, nace en Reading, Berkshire, el 9 de enero de 1982. Catalina es hija de una azafata de British Airways, y un despachador de vuelos. La primogénita de tres hermanos. Su familia es de origen inglés aunque con una lejana ascendencia escocesa y francesa. La primera princesa, y futura reina que no pertenece a ningún linaje noble de forma directa. También la primera en tener estudios universitarios.

Catalina ingresó en la Universidad de Saint Andrews, donde comienza la carrera de Historia del arte y conoce al príncipe Guillermo que también estudiaba allí. En sus primeros años de universidad, Guillermo y Kate se alojaban en habitaciones muy cercanas en la residencia de estudiantes St. Salvators Hall, pero no fue hasta dos años después cuando ambos comienzan a convivir en la misma casa de campo en Escocia junto a otros dos compañeros de piso. Tras dejar en el camino la relación que mantuvo en el primer año de universidad con otro estudiante, Rupert Finch, Kate y Guillermo comienzan a conocerse. En 2003 comenzaron su relación con una breve ruptura en 2007. Durante sus años universitarios permaneció en secreto por un pacto entre los editores de periódicos y la Casa Real Británica, con la finalidad principal de que el conocimiento público de la historia de amor estropeara sus respectivas carreras universitarias. Al finalizar la universidad, ambos se trasladaron a Londres, donde se encontraron frente a nuevos desafíos. Kate se instala por completo en la capital británica y acepta un puesto como compradora de accesorios en Jigsaw, una cadena de moda propiedad de amigos de su familia, mientras que Guillermo realiza su formación militar. El romance entre Kate y Guillermo duró ocho años y a ella la bautizaron con el mote popular de "Waity Katie" (Katie la que espera). Poco a poco la relación se fue consolidando, hasta el punto de que el joven Príncipe decidió presentar a su novia a su padre, el príncipe Carlos de Inglaterra y a su hermano, el príncipe Harry durante unas vacaciones en la nieve. El siguiente paso era presentarle a su abuela, la reina de Inglaterra, quien no dudó en aceptar la relación de su nieto. Durante la primavera de 2006 se comenzó a rumorear sobre que el anuncio de compromiso era algo inminente y las tiendas de souvenirs se llenaron de recuerdos conmemorativos, pero el 14 de abril la pareja anuncio que habían decidido darse un tiempo y que iban a seguir cada uno su propio camino. La separación no duro mucho y en junio volvieron a darse una segunda oportunidad, confirmándose este hecho al mes siguiente cuando Kate acompañada por su madre asistía al concierto homenaje de Diana. Tras este encuentro, la pareja retomó su relación, aunque ambos se preocuparon de llevarla a cabo en la sombra evitando sus salidas juntos A finales de 2007, Kate renunció a su trabajo en Jigsaw y más tarde pasó a ocupar un puesto en la empresa familiar. Un trabajo que le permitiría acudir junto al Príncipe a algunos de sus compromisos e incluso disfrutar junto a él de unos días de vacaciones en el extranjero. En noviembre de 2010, Clarence House confirmó que el príncipe Guillermo y Kate se habían comprometido y que su enlace tendría lugar en la primavera o verano de 2011 en Londres. El compromiso se produjo en octubre durante unas vacaciones de la pareja en Kenia, concretamente en los lagos del Parque Nacional del Monte Kenia.