Esta web contiene cookies. Al navegar acepta su uso conforme a la legislación vigente Más Información
Sorry, your browser does not support inline SVG

Déficit del estado

El déficit del Estado desciende un 20% y se sitúa en 6900 millones

Por Bianca DennehyTiempo de lectura3 min
Economía26-04-2011

El déficit del Estado ha logrado descender un 20% con respecto al mismo período del año anterior y se sitúa en 6.900 millones de euros. En términos de Contabilidad Nacional se traduce al 0,64% del PIB, según informaba el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña.

Estos datos los han originado unos pagos de unos 34.745 millones de euros, un 14,1% menos, mientras que los ingresos alcanzaban los 27.845 millones de euros, lo que supone una caída del 12,4 %. Si se contemplan los términos de caja, que computa los ingresos y gastos que se produjeron durante el periodo, el Estado presentó un déficit de 9.161 millones de euros, inferior al déficit de 15.546 millones del primer trimestre de 2010. Asimismo, Ocaña indicaba que la evolución del saldo del Estado en el primer trimestre concuerda con las previsiones del Ejecutivo, por lo que ha añadido que el Gobierno está cumpliendo los objetivos de reducción del déficit que se planteó. "Es una buena noticia", ha remarcado, tras mostrarse convencido de que el Gobierno reducirá el déficit público al 6% este año tal y como ha prometido a Bruselas y a pesar del pesimismo que presentan otros organismos, como el Banco de España, los cuales se han apresurado a dar cifras ligeramente diferentes (6,2%), que suponen sólo "cantidades manejables" a la hora de evitar desviaciones. Además, el secretario de Estado ha destacado la necesidad de cumplir con todas las reformas que se habían planteado hasta el momento sin añadir nuevas propuestas. Es más, niega la posibilidad de contemplar una subida de impuestos ya que indica que los ajustes por la vía de los ingresos ya se han realizado y ahora se trata de ajustar los gastos. No obstante Ocaña, asegura que la evolución del déficit del Estado no se descifrará con los datos recopilados hasta marzo puesto que éstos sólo son orientativos y habrá que considerar la plena aplicación en 2011 del nuevo sistema de financiación de las comunidades autónomas de régimen común, que supone cambios en la ejecución como por ejemplo el descenso en los pagos por transferencias a las comunidades y un incremento de los ingresos cedidos por la aplicación de los nuevos porcentajes de cálculos. Por otro lado, los ingresos no financieros alcanzaron los 45.906 millones en el primer trimestre, un 2,7% más que en 2010. También subieron un 2,7% los ingresos cosechados por los impuestos hasta alcanzar los 41.857 millones a pesar del mayor ritmo de las devoluciones, especialmente en IVA. La recaudación por impuestos directos ascendió a 20.820 millones, mientras que los impuestos indirectos alcanzaron los 21.037 millones en el primer trimestre, un 5,4% más que en el mismo período del año anterior. Con respecto al IRPF, éste obtuvo 19.672 millones, un 2,4% más gracias al incremento del 3,5% de los ingresos de las retenciones del trabajo. Por su parte, el Impuesto de Sociedades, aglutinó 397 millones hasta marzo. Sin embargo, estos datos aún no son relevantes ya que se debe esperar a los resultados del primer pago fraccionado en abril. No obstante, dentro de los impuestos indirectos, la recaudación por IVA ha aumentao a 15.748 millones, un 8% más que en el primer trimestre de 2010 por causa del efecto acelerador sobre la recaudación de la subida de tipos del pasado mes de julio, y al incremento de las devoluciones. Por otra parte, la recaudación por Impuestos Especiales equilibró el perfil negativo mostrado en el arranque del año, al pasar de un retroceso del 4,4% a un descenso del 2,8% en la recaudación acumulada. Los impuestos que más se notaron fueron los del Tabaco y el de Hidrocarburos, que mantienen una evolución negativa respecto a 2010. Entre estos dos destaca la recaudación del Impuesto por las Labores del Tabaco la cual ha caído un 5,5% en el primer trimestre, por lo que se ha amortiguado la caída desde el mes de enero (30%). En cuanto a los pagos financieros, alcanzaron los 36.613 millones hasta marzo, lo que supone un ajuste del 24,2% con respecto a 2010. Una parte significativa de esta reducción del gasto se explica por el descenso del 30,3% registrado en el capítulo de transferencias corrientes, que representa el 50,1% del total. Prácticamente todos los capítulos presentan descensos considerables, con la excepción de los gastos de personal, que crecen un 0,8% aún influído por el pago a las clases pasivas de las compensaciones por la desviación del IPC en el ejercicio anterior. A pesar de estos datos, la rúbrica de sueldos y salarios del personal activo descendió un 5,1%.